Consejos para cuidarnos

En el contexto de emergencia ante la propagación del coronavirus COVID-19 en nuestra Ciudad, es muy importante que te cuides y cuides a las personas que te rodean para evitar la expansión del virus.

¿Cómo prepararnos para el coronavirus COVID-19?

Sabemos que se trata de un virus con alto nivel de contagiosidad, por lo que todos nosotros podemos hacer algo para contrarrestar su avance. Todos estamos expuestos al contagio por eso te pedimos que si vos o alguien que vive con vos, es parte de los grupos de riesgo te mantengas en aislamiento domiciliario. Podes acceder a más información en las guías específicas para cada uno de estos grupos. No estás sólo, estamos cuidándote con una amplia red de voluntarios.

Esta guía es para que puedas organizar tu red de apoyo para el caso que pudieras contraer el coronavirus, o si tuvieras que estar un tiempo en asilamiento. Siempre es mejor estar preparado para esta eventualidad para que no te tome desprevenido. Por supuesto que lo más importante es evitar contagiarnos y para eso podés acceder a la guía específica de prevención de enfermedades respiratorias como COVID-19.

Compartí esta guía con todas las personas que creas necesario para multiplicar la información y el conocimiento, lo que nos da confianza y calma para actuar. Todos nosotros podemos hacer algo para prevenir el coronavirus y la mejor manera de hacerlo es no tener miedo y actuar con responsabilidad y consciencia.

Qué tenés que planificar

  • Identificá quienes son las personas de mayor riesgo en tu familia, a quiénes hay que ayudar y proteger más. A estas personas debemos asilarlas todo lo posible, dependiendo de las posibilidades de tu vivienda, para evitar contagiarlas. Tené especial atención con los adultos mayores y las personas de cualquier edad con ciertas afecciones médicas subyacentes graves como enfermedad pulmonar, enfermedad cardíaca o diabetes, ellos tienen que tener un cuidado especial. Consultá la guía de cuidados especiales para personas de riesgo.
  • Bajo ninguna circunstancia dejes a los menores de edad al cuidado de sus abuelos o personas de riesgo. Los niños podrían ser portadores de la enfermedad con síntomas muy leves o casi ninguno, y podrían contagiar a quienes serán más afectados por la enfermedad.
  • Designá a una persona que vaya a hacer las compras. Que la persona encargada de hacerlas tenga en cuenta las medidas de prevención al entrar al hogar (ver Guía como limpiar y desinfectar tu casa).
  • Si vivís solo/a y estás dentro de la población de riesgo podés pedir ayuda a tus vecinos/as o a familiares, o recurrir al programa de voluntariado #MayoresCuidados. Es importante que tengas el menor contacto con ellos y desinfectes cualquier cosa que pudo haber sido tocada por otra persona para eliminar los rastros del virus de las superficies.
  • Armá una lista de contactos de emergencia y ponela en un lugar a la vista, de fácil acceso ante cualquier situación. Tené en cuenta que si las personas a cargo de niños menores y adultos mayores se enferman van a tener que tener un plan de contingencia para que puedan cuidarlos. Por favor, hablá con esas personas para que estén preparadas.
  • El aislamiento obligatorio es una buena razón para conocer y hablar con tus vecinos cercanos, armá una lista de los teléfonos y mantenete informado sobre emergencias y situaciones familiares del edificio y/o del barrio. Esta enfermedad se expande por contacto entre personas, por lo tanto, si hay un caso sospechoso cerca de donde vivís es muy importante que todos/as los/as vecinos/as sepan las medidas de prevención y estén atentos a quienes más necesiten ayuda.
  • No estigmatices a las personas enfermas que puede haber a nuestro alrededor o en nuestro barrio/edificio. Aportá, de la forma que puedas, lo mejor que puedas dar para que esa persona se sienta mejor. Un llamado de teléfono o preguntar si necesita algo, mientras se evite el contacto directo.
  • Respetá las medidas de aislamiento obligatorio mientras estén vigentes, están pensadas para mantenernos seguros/as, es muy importante tomarlas en serio.
  • Evitá la sobre-información, o la “infoxificación”, es decir, no dejes que información poco verídica o de fuentes dudosas te hagan sentir miedo, inseguridad o pánico. Establecé una rutina para informarte, sólo en algunos momentos del día. Intentá saber lo que pasa y como cuidarte a través de canales oficiales, como puede ser la página de Coronavirus.

Es nuestra responsabilidad como comunidad tomar todas las medidas necesarias para evitar el contagio y la propagación del virus. Cada una de las decisiones que tomemos está en un entramado social más amplio y colectivo que nos hace más fuertes. Todos estamos haciendo algo para prevenir el Coronavirus y entre todos vamos a poder hacerle frente a cualquier emergencia si nos convertimos en una sociedad unida y solidaria.