¿Cómo cuidarme si soy adulto mayor?

Este coronavirus COVID-19 es particularmente agresivo con la población de adultos mayores y especialmente con los mayores de 70 años.

Accedé al programa #MayoresCuidados para pedir ayuda en las tareas que antes podías realizar por tu cuenta en tu barrio.

Si sos parte de este grupo de personas, lo más importante es que permanezcas en aislamiento más allá del momento en que se defina el levantamiento de asilamiento obligatorio; hasta el momento no hay otra forma más efectiva de protección. Te acercamos recomendaciones que te pedimos que sigas con atención.

Recomendaciones generales

Estornudá o tosé en el pliegue del codo para evitar que el virus quede en tus manos y que toques superficies de contacto en tu casa dejando rastros del virus.

Evitá tocarte la cara con las manos sin antes haberte lavado con agua y jabón o alcohol en gel.

Lavate las manos frecuentemente, es decir, cada 2 horas y además cada vez que:

  • vas al baño,
  • antes y después de comer,
  • al ingresar de la calle a tu casa o trabajo,
  • después de tocar dinero, llaves o animales,
  • después de toser o estornudar (si usaste tus manos)

¿Cómo lavarnos las manos?

  • ventilá bien los ambientes de tu casa,
  • evitá dar la mano, abrazar o besar a otras personas,
  • no compartas el mate, la vajilla ni los cubiertos,
  • no te automediqués. Llevá un registro detallado de los síntomas de salud que pueden llegar a tener todos los miembros de tu casa.
Ante el primer signo de fiebre de más de 37.5º, tos, mocos y/o dificultad para respirar, llamá al 107 o mandá un mensaje de WhatsApp al 11-5050-0147.

Cuida tu bienestar

Es natural que puedas sentirte estresado, con miedo, angustia o ansiedad. Seguí conectado con tus amigos, familiares, vecinos a través del teléfono o de internet, y habla de tus sentimientos y preocupaciones.

Cuida tu mente y tu cuerpo. Es importante hacer ejercicios de respiración, meditación o elongaciones simples según las posibilidades de tu cuerpo. Revisa la sección Bienestar de la web Coronavirus donde encontrarás distintas opciones.

Dedica un tiempo para informarte y escuchar las noticias sobre esta pandemia. Pero evita estar todo el día sobreinformado para no abrumarte.

Realiza actividades que te relajen y que disfrutes. Mirar películas, leer, escuchar música.

Si vivís sólo

Es importante que permanezcas sin moverte de tu casa.

Si preparaste tu red de apoyo es momento de activarla. Llamá a tus vecinos, amigos o familiares para que puedan ayudarte con la compra de alimentos, medicamentos y otras necesidades de la vida cotidiana.

Si no contás con una red de apoyo propia, contactate con el programa #MayoresCuidados para que podamos asistirte y acompañarte con la red de voluntarios. No estás solo!

Mantené la higiene y desinfección de tu casa lo más posible. Las personas de te ayuden no van a poder ingresar a tu casa y deberán dejarte las bolsas o paquetes en la puerta. Para cuando los recibas, colocate guantes (pueden ser descartables o los de lavar los platos que luego vas a desinfectar) y seguí el proceso de desinfección de objetos, bolsas o paquetes que esta en la Guía de limpieza y desinfección.

Si por cualquier razón tenés que entrar en contacto con alguna persona en la puerta de tu casa o es imperioso que tengas que salir a la calle, te sugerimos:

  • colocate barbijo en nariz y boca,
  • guantes descartables,
  • anteojos,
  • pelo recogido, o gorro, o pañuelo en la cabeza,
  • y mantené distancia social de más de 1,5 metros.

Al regresar debes seguir los pasos que están en la Guía Que hacer en casa para prevenirnos del COVID-19, que comienza con desinfectar tu calzado y los objetos y/o elementos que traigas del exterior. De todos modos siempre la recomendación es quédate en casa y no salgas.

Si vivís con otros

Si tu conviviente esta dentro del grupo de riesgo, ambos deberán quedarse en casa en aislamiento preventivo y valen las mismas recomendaciones que si estás solo.

Si tu/s convivientes no son personas de riesgo lo ideal, si tu casa te lo permite, es que vos permanezcas en una habitación aislado con un baño para tu uso exclusivo.

Tus familiares deberán cuidarte extremando las precauciones de contacto con utensillos, toallas o espacios de uso común. Algunas recomendaciones:

  • Destinar en un espacio exclusivo para tus utensillos (platos, vasos, cubiertos) sólo para tu uso.
  • Dejarte la comida en la puerta de tu habitación (de ser esta opción posible) habiéndose lavado previamente muy bien las manos antes de tocar cualquier cosa que te lleven.
  • Limpiar y desinfectar tu baño al menos 1 vez por día. Para lo que podes prepararte un pulverizar con solución de agua lavandina y tenerlo en tu baño (ver Guia de Limpieza y Desinfección).
  • Si compartís el baño, limpiarlo y desinfectarlo cada vez que alguien lo use. No compartir toallas y lavar frecuentemente las toallas del grupo familiar.

Respetá la distancia social entre personas. Recomendamos estar a un metro y medio de distancia entre personas, aún dentro del hogar.

Tus convivientes deberán cumplir todas las recomendaciones de higiene y desinfección cada vez que ingresan al hogar. Es recomendable tener una rutina diaria de limpieza y desinfección de los espacios comunes, sobre todo a la hora de entrar o salir a comprar. Podés consultar la Guía de limpieza y desinfección del hogar y la Guía para recibir paquetes y pedidos de delivery para conocer cuales son todas las medidas de limpieza que tienen que tomar.

Si estas en tratamiento y/o necesitas una consulta médica

Todos los Centros de Salud de la Ciudad permanecen abiertos en su horario habitual, pero sin atención programada. Si te atendés en un CESAC aguardá que tu médico va a tomar contacto con vos para seguir tu tratamiento. Cada Centro va a proveer un canal de comunicación para atender consultas e inquitudes.

Si te atendés en el sistema privado de salud o perteneciente a tu obra social, contactate con tu médico o institución para informarte sobre las vías de comunicación virtual que ellos estipulen.

En cualquier caso, evita ir a un consultorio o guardia médica, salvo que sea un tema de urgencia o que tu profesional de la salud te lo demande.