¿Cómo cuidarme si estoy embarazada?

Los casos conocidos de coronavirus en embarazos hasta el momento son muy bajos, y no pareciera haber para este grupo complicaciones distintas a las generales para toda la población. De todas maneras, queremos darte tranquilidad con algunos consejos de cuidado.

Es muy importante que sigas con los chequeos y controles durante el embarazo para evitar complicaciones y cuidar la salud de la madre y del bebé.

Asesoramiento médico

Si transitás un embarazo o tenés sospecha de uno, acercate para controlarte en el Centro de Salud de tu barrio.

En cada consulta se evaluará tu salud y la de tu bebé, te solicitarán exámenes de laboratorio, ecografía, vacunas, y te van a dar consejos sobre alimentación, lactancia y anticoncepción después del parto.

Todos los Centros de Salud de la Ciudad permanecen abiertos en su horario habitual, pero sin atención programada. Si te atendés en un Centro de Salud podés hacerlo por demanda espontánea o llamando por teléfono.

Ver establecimientos de salud

Si te atendés en la maternidad de un hospital público de la Ciudad y tenés algún factor de riesgo, cada hospital dispondrá de un canal de comunicación para seguir cuidando de tu salud durante el embarazo.

Ante cualquier duda sobre tu embarazo, lactancia o puerperio podés llamar a:

Para consultas pediátricas también podés comunicarte con la Línea 136 opción 2.

Si te atendés en el sistema privado de salud o perteneciente a tu obra social, contactate con tu médico o institución para informarte sobre las vías de comunicación y seguimiento que ellos estipulen.

Hasta este momento no hay suficiente información disponible sobre el impacto del coronavirus en personas que cursan un embarazo o en recién nacidos. Sabemos que los embarazos manifiestan cambios en el cuerpo y que generalmente hay mayor exposición.

La evidencia científica hasta el momento es insuficiente para determinar si la persona embarazada que contrae COVID-19 puede pasarle el virus al feto o recién nacido. Y no se ha demostrado que se transmita a la placenta o la leche materna.

Los casos conocidos hasta el momento son muy bajos y no pareciera haber para este grupo complicaciones distintas a las generales para toda la población.

Así y todo, entendemos las posibles preocupaciones y queremos darte tranquilidad con algunos consejos de cuidado.

Si tuvieras síntomas compatibles con COVID-19

Ante el primer signo de fiebre de más de 37.5º, tos, dificultad para respirar, falta de olfato o falta de gusto, dirigite al punto de atención más cercano. Encontrá la Unidad Febril más cercana.

Usá tapabocas apenas salís de tu casa y mientras estás en el hospital o maternidad, hasta que te atienda un médico.

Si se confirma que tenés COVID-19 es altamente probable que tengas que mantener el aislamiento hasta que el equipo de salud determine que se cumplimentaron los requisitos para tu alta.

Lactancia y COVID-19

La recomendación es seguir con la lactancia. En caso de hacerlo en forma directa, no te olvides de usas barbijo quirúrgico y camisolín, con las medidas de prevención necesarias:

  • Lavado de manos y piel de la zona del pecho y aureolas con jabón neutro. Para la higiene de manos podría utilizarse alcohol en gel si están visiblemente limpias.
  • Asegurar la correcta colocación del barbijo quirúrgico.
  • Un acompañante sano puede asistir siempre usando el barbijo.
  • Limpieza de áreas y superficies de contacto.
  • Finalizada la alimentación, el cuidador sano recibirá al niño y retomará el distanciamiento sugerido con posterior lavado de manos.

También tenés la opción de no amamantar en forma directa, sino mediante la extracción de leche. ¿Cómo hacerlo? Se debe proveer bomba de extracción de leche con estricta adherencia a las normas de esterilización. La bomba no puede ser compartida entre pacientes y la extracción se realizará en la habitación donde se realiza el aislamiento.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la leche materna es la mejor fuente de nutrición para la mayoría de los recién nacidos.

Durante el parto

Por la situación actual del coronavirus, podés contar con alguien que te acompañe durante el momento del alumbramiento, pero no vas a poder recibir visitas.

El Ministerio de Salud de la Ciudad cuenta con un Protocolo de atención para personas embarazadas y recién nacidos.

Cuidá tu bienestar

Es natural que sientas estrés, miedo, angustia o ansiedad. Seguí en contacto con tus amigos, familiares, vecinos a través del teléfono o de internet, y hablá de tus sentimientos y preocupaciones.

Ante cualquier necesidad de escucha o agobio podés llamar a Salud Mental Responde:

  • Lunes a viernes de 8 a 20 horas. 

  • Teléfonos: 4863-8888 / 4861-5586 / 4123-3120 / 4123-3121.
  • Feriados, fines de semana y horarios nocturnos de 20 a 8 horas. 

  • Teléfonos: 4123-3100 Internos 3484/3485

Cuidá tu mente y tu cuerpo durante el embarazo. Es importante hacer ejercicios de respiración, meditación o elongaciones simples según las posibilidades de tu cuerpo.

Dedicá un tiempo para informarte y escuchar las noticias sobre esta pandemia. Pero evitá la sobreinformación para no abrumarte.

Si podés, hacé actividades que te relajen y que disfrutes, como mirar películas, leer, escuchar música.

Revisá la sección Bienestar de la web de coronavirus, donde vas a encontrar distintas opciones.

Ver consejos y herramientas para el bienestar