Retrato de Enrique Larreta, 1912

Ubicación Salón azul

El Retrato de Enrique Larreta fue pintado por Ignacio Zuloaga en París en 1912. Ese año, Larreta se encontraba en la capital francesa cumpliendo la función de Ministro Plenipotenciario de Argentina. Fue allí, donde el artista le hizo saber a Larreta su deseo de pintar este retrato. La obra es un óleo sobre tela de grandes dimensiones. Representa al escritor en su plenitud, cercano a los cuarenta años, sentado sobre unas rocas con expresión pensativa apoyando la mano sobre su barbilla.

Vestido con ropas oscuras, envuelto en una capa española negra, con guantes y bastón, todo en él indica estilo y aristocracia. En el fondo, asoma con sus típicas murallas, una vista de la ciudad de Ávila, escenario principal de la novela La gloria de Don Ramiro.

Ignacio Zuloaga (1870-1945)
Retrato de Enrique Larreta, 1912
Óleo sobre tela, 188 x 212 cm

Al llegar a Buenos Aires, el retrato fue colocado en el Salón Azul de la residencia del barrio de Belgrano. Este salón tenía una pequeña ventana que daba al vestíbulo de entrada. Cuentan que Larreta solía dejarla abierta para que los que ingresaran a su domicilio, vieran al dueño de casa a través de ella.



Ignacio Zuloaga Zabaleta nació el 26 de julio de 1870 en Eibar, un pueblo de la Provincia de Guipúzcoa y falleció en la madrugada del 31 de octubre de 1945 en su estudio de Las Vistillas de Madrid. Comenzó a pintar desde muy joven teniendo a su padre como primer instructor artístico. Con él, en 1887 descubrió el Museo del Prado, donde entró en contacto con los grandes pintores del Siglo de Oro Español. En 1889 viajó a Roma para completar su formación y al poco tiempo realizó su primer viaje a París donde asistió a la Academia Libre, dirigida por Humbert y Henri Gervex. Para la época en que Zuloaga pintó el retrato de Larreta, su éxito como retratista había ascendido hasta lo más alto. Lo mejor de París, hombres y mujeres de la nobleza y señores de gran fortuna habían pasado por su estudio.

Su presencia en la Exposición Internacional de Arte del Centenario celebrada en Buenos Aires en 1910 fue la ocasión para que el vasco se consagrara en la Argentina. Con una sala especial y treinta y seis cuadros exhibidos, se convirtió en uno de los artistas más representados del certamen. Además de Larreta otros argentinos como Antonio y José Santamarina, Adela Quintana de Moreno, María Teresa Llavallol de Atucha o Juan Girondo fueron retratados por Zuloaga. Algunas de sus obras como Vuelta de la vendimia, Gitanilla o Las brujas de San Millán pueden verse en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Galería de imágenes