Mapa Estratégico de Ruido de la Ciudad de Buenos Aires

El relevamiento de los niveles sonoros de la Ciudad permite pensar y desarrollar políticas públicas tendientes a mejorar la calidad de vida de los vecinos. Éste ha sido el objetivo principal para desarrollar nuestro trabajo, que a la vez nos ayudará a pensar en una ciudad más saludable.

Los mapas de ruido son representaciones en forma gráfica de la situación acústica existente o pronosticada en una determinada zona, durante un determinado período de tiempo, basadas en los índices acústicos legalmente establecidos.

Como parte de las acciones ambientales que la Agencia lleva adelante, y en cumplimiento de la Ley 1.540, se encuentra el relevamiento de los niveles de ruido de la Ciudad de Buenos Aires. En este caso, representa a las emisiones sonoras producidas por las fuentes móviles, es decir, automotores y ferrocarriles.

Para lograrlo, se desarrolló el primer Mapa de Ruido completo de la Ciudad, cubriendo una superficie aproximada de 203 km2. Esta herramienta permitirá conocer los niveles de exposición al ruido de los vecinos, como así también evaluar, controlar y corregir las causas que lo provocan.

El Mapa se realizó mediante un método de simulación a través de un software específico que luego fue validado con mediciones sonoras de largo plazo. Para desarrollarlo, la Ciudad dispone de 5 estaciones de monitoreo de ruido que permiten medir de manera simultánea, registrando un total de 162 puntos geográficos.

A partir del mencionado relevamiento, se obtuvieron dos resultados. Por un lado, el Mapa de período diurno, que representa los niveles de ruido registrados en la Ciudad para el horario de 07:01 a 22:00 y, por el otro, el Mapa de período nocturno, que muestra los niveles para el horario de 22:01 a 07:00.

Mapa de ruido interactivo de la Ciudad de Buenos Aires

Los resultados del Mapa nos permitirán desarrollar los Estándares de Calidad Acústica, a partir de los cuales se podrán delimitar las zonas de situación acústica especial. Éstas permitirán establecer la prioridad para trabajar en la planificación y la ejecución de medidas de mitigación del ruido.

Para conocer algunas de las acciones que podés llevar a cabo para mitigar los efectos del ruido podés descargar el Manual de Buenas Prácticas para la Salud Auditiva