Tuberculosis

Es una enfermedad infecciosa que afecta principalmente a los pulmones, una vez diagnosticada, se cura con tratamiento médico.

Una enfermedad evitable

La tuberculosis, también llamada TBC, es una enfermedad infecciosa que afecta principalmente a los pulmones.

Una vez diagnosticada, se cura con tratamiento médico. Pocos días después de empezar a tomar la medicación, las personas mejoran, y en 30 días ya no contagian; pero esto no significa que estén curadas: es necesario continuar con el tratamiento todo el tiempo indicado por el médico.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Tos y catarro que duran por más de dos semanas.
  • Pérdida de peso.
  • Cansancio y debilidad.
  • Pérdida de apetito.
  • Resfríos repetidos y prolongados.
  • Fiebre.
  • Sudoración nocturna.

Para prevenir la enfermedad y su contagio se aconseja:

  • Vacunar con la BCG a los recién nacidos.
  • Ventilar frecuentemente los ambientes si en su casa viven más de 2 personas por cuarto.
  • Concurrir a los centros de salud para la realización de controles.
  • La enfermedad se trasmite de persona a persona; por eso, es importante cuidarse y cuidar a nuestra familia, vecinos y a la comunidad.

Consulte el Hospital o Centro de Salud más cercano a su domicilio