Plan Elecciones Seguras

Con el objetivo de minimizar la posibilidad de contagios en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19, el Gobierno de la Ciudad contempló distintas medidas que nos permitieron votar en forma cuidada en las Elecciones Primarias del domingo 12 de septiembre.

El Gobierno de la Ciudad llevó adelante el Plan Elecciones Seguras en el marco de las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) que tuvieron lugar el domingo 12 de septiembre, con el objetivo de que los porteños voten de manera cuidada y minimizar la posibilidad de contagios en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Se profundizaron las medidas en base a 5 ejes centrales: testeos gratuitos en las 48 horas previas; distancia social; prioridad de los adultos mayores; organización de los centros de votación; e higiene y desinfección de los espacios.

Además, para garantizar que las clases del lunes 13 de septiembre se desarrollen con normalidad, desde el momento del cierre de los comicios se comenzó con las tareas de limpieza de las escuelas. Las distintas iniciativas de cuidado se llevaron a cabo gracias al trabajo en conjunto entre el GCBA y la Justicia Nacional Electoral.

Las 5 claves del Plan Elecciones Seguras

1) Testeos a todos los participantes del operativo de las PASO.

Durante las jornadas del 10 y 11 de septiembre se realizó un operativo para que las alrededor de 100 mil personas que participaron de la puesta en marcha de la elección pudieran testearse de manera preventiva y gratuita.

Se incluyeron a todos los afectados por el operativo de la elección, como las autoridades de mesa, los fiscales partidarios, los delegados de la Justicia Electoral, los miembros del Comando General Electoral, los responsables de los establecimientos, el personal de seguridad y los facilitadores sanitarios.

2) Aumento de los centros de votación para garantizar la distancia entre personas.

Con el fin de evitar aglomeraciones y favorecer el distanciamiento social, se aumentó un 29% la cantidad de centros de votación: que pasaron de 798 a 1.031.

3) Cuidado de los adultos mayores.

Los mayores de 70 años tuvieron prioridad a lo largo de toda la jornada y pudieron acceder directamente a su mesa, sin necesidad de hacer fila.

4) Organización en los lugares de votación.

Las filas se ubicaron principalmente en el exterior de los centros de votación. Cada establecimiento contó con un facilitador sanitario que tuvo la tarea de ordenar el ingreso y egreso de los votantes y reforzar la importancia del correcto uso del tapabocas.

Asimismo, se utilizó señalización para orientar a los vecinos sobre la circulación dentro del centro y en los lugares de espera.

5) Medidas de higiene.

El Gobierno Porteño proveyó insumos para la desinfección de cada establecimiento. Los espacios fueron debidamente higienizados y ventilados de manera regular. Se realizó la limpieza y desinfección de superficies, picaportes, cuartos oscuros, pisos y baños antes, durante y al finalizar la jornada electoral.

A su vez, todas las mesas contaron con un kit sanitario para desinfectar periódicamente los elementos que se utilizaron durante la elección y para la higienización de manos. El uso de tapabocas fue obligatorio en todo momento y antes de ingresar al cuarto oscuro, las personas utilizaron sanitizante de manos.

A diferencia de las instancias electorales anteriores, en esta ocasión la autoridad de mesa no manipuló el DNI de los votantes. Se contó con una bandeja plástica para reducir el contacto.