Accidentes Hogareños

Prevenite, tomá medidas de seguridad, los accidentes más frecuentes en el hogar se pueden evitar tomando recaudos.

Destacadas: 

Prevención de accidentes en el hogar

Los ‘accidentes’ hogareños no son azarosos ni responden a ningún fatalismo. Son siempre consecuencia de una cadena causal de eventos y circunstancias en la que nosotros, como sociedad, podemos intervenir para evitar y/o reducir sus consecuencias. Prevenite, tomá medidas de seguridad; los accidentes más frecuentes se pueden evitar tomando los siguientes recaudos:

  • Uso de diyuntor. Colocá protectores en los enchufes y no manipules artefactos eléctricos mojados o húmedos.
  • Antes de dormir, desenchufá estufas y otros aparatos eléctricos.
  • Controlá que las hornallas, estufas y calefones no tengan pérdidas para evitar las intoxicaciones por monóxido de carbono.
  • Guardá en armarios altos todos los productos de limpieza, tóxicos e inflamables.
  • Mantené cuchillos y elementos cortantes fuera del alcance de niños.
  • Colocá en el baño una alfombra antideslizante para evitar caídas que pueden producir fracturas.
  • Evitá incendios, alejando las cortinas, papeles y materiales inflamables de las estufas y hornallas.

Seguridad para vos. Si debés tocar a la víctima, su sangre y/o secreciones, antes de intervenir usá guantes de latex o poné tus manos dentro de dos bolsas de plástico para protegerte.

Conciencia. Tomá a la víctima por los hombros y preguntale en voz alta qué le pasa. Si no te contesta, ordená a otra persona que llame al 107 y pida ayuda al SAME.

Alinear la vía aérea. Poné una mano en la frente y la otra en el mentón de la víctima e inclinale la cabeza hacia atrás para alinear el paso del aire.

Buena respiración. Verificá si la persona respira observando el subir y bajar del pecho, o escuchando el ruido del aire que entra y sale. Si no respira, dale dos bocanadas de aire boca a boca hasta que mueva el pecho.

Comprensiones torácicas. Poné tus manos en el centro del pecho y comprimí rítmicamente el tórax de la víctima 30 veces o dale dos bocanadas de aire boca a boca. Hacé esto 5 veces y repetí esta secuencia hasta que la víctima se recupere o llegue la ambulancia del SAME.

Primeros auxilios

  • En heridas que sangran no hagas torniquetes, sólo cubrilas con un paño limpio y comprimilas hasta que pare el sangrado.
  • Si una persona se golpea y se sospecha que puede tener una fractura, no la muevas, inmovilizale el área afectada y tratá de tranquilizarla mientras llega la atención médica.
  • No uses cremas ni otros productos sobre las quemaduras, y si hay ampollas no las pinches. Enfriá la parte quemada con agua fría y cubrila con un paño limpio hasta que llegue el personal del SAME.
  • En caso de hemorragias nasales no coloques algodones ni gasas en la nariz.
  • Si a una persona le baja la presión o se siente débil y mareada, acostala en el piso y abrigala hasta que se recupere.
  • Si alguien recibe una descarga eléctrica, cortá de inmediato la corriente.

Para pedir ayuda médica Llamá al SAME al 107 desde cualquier teléfono.