Organización y rutinas

Este es un tiempo para seguir aprendiendo. Para ello los y las docentes propondrán tareas a realizar, ofrecerán recursos y materiales, y acompañarán en la resolución de las actividades.

Algunas recomendaciones para tener en cuenta:

  • Organizar las distintas tareas que solicitan, previendo tiempos para lograrlo. Si bien no tendrán que seguir un horario estricto es bueno prever un tiempo diario a destinar a la resolución de las actividades escolares y disponer el día para que pueda respetarse.
  • Puede ser de utilidad llevar una agenda de trabajo, en la que indiquen tareas y plazos previstos.
  • Organizar un blog, grupo de whatsapp o cadena de mails con las compañeras y compañeros del curso.
  • Asegurarse de contar con los materiales necesarios, como el dispositivo con el que van a trabajar y la carpeta de clase para releer apuntes o tomar notas.
  • El programa de cada materia puede funcionar como organizador, para que vean el mapa completo de los temas y contenidos que están trabajando.
  • Buscar un espacio propicio para realizar las actividades donde estén cómodos/as y puedan conectarse con la tarea.
  • Recurrir a estrategias conocidas para aprender como por ejemplo: leer más de una vez los textos, volver a mirar un material audiovisual y pausarlo en el punto de interés, observar con detenimiento imágenes, hacer zoom para apreciar detalles, tomar notas de lo leído para tenerlas disponibles luego, escribir borradores de ideas o esquemas, entre otras.
  • En estos tiempos en que se dispone de varios recursos para comunicarse virtualmente es pertinente aprovecharlos para estar en contacto con el resto de la clase ya que se encuentran trabajando temporalmente en sus casas. Pueden intercambiar ideas, propuestas, dudas, materiales, producir juntos, trabajar en grupos. Hay distintas alternativas que facilitan el trabajar con otros aunque no compartan el espacio del aula.
  • Destinar un momento a reflexionar sobre lo que están aprendiendo, tratando de identificar qué saberes están afianzando o qué saberes nuevos están apropiando.
  • ¿Qué hacer si surgen dudas o consultas? El trabajo autónomo no significa estar solo, sino resolver las tareas uno mismo con las orientaciones de los y las docentes, que estarán disponibles para consultas, de la familia y de los compañeros y compañeras con quienes es muy importante mantener contacto. Seguir aprendiendo requiere sin dudas de compromiso, confiando en las posibilidades y fortaleciendo la autonomía como estudiante secundario.

La familia es la primera educadora
El vínculo entre las familias y la escuela es fundamental para el desarrollo y crecimiento de los y las estudiantes. Por eso, te acercamos herramientas y pautas de crianza para aplicar en casa.