Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La Ciudad intervino alcantarillas con mensajes de concientización

Cada residuo que se tira a la calle va a parar a un conducto pluvial, y de ahí, al Río de la Plata. Por eso, intervenimos más de 100 alcantarillas de la Ciudad para crear conciencia de que el río empieza a nuestros pies, en el espacio público.

Sábado 3 de abril de 2021

El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño intervino más de 100 alcantarillas de la Ciudad para crear conciencia de que el río empieza a nuestros pies, en el espacio público.

”Cada residuo que se tira a la calle va a parar a un conducto pluvial, y de ahí, al Río de la Plata. Por eso, intervenimos más de 100 alcantarillas de la Ciudad para crear conciencia de que el río empieza a nuestros pies, en el espacio público. Cuidar el agua es responsabilidad de todos “, expresó la Ministra de Espacio Público e Higiene Urbana porteña Clara Muzzio.

En total se intervinieron más de 100 alcantarillas de distintos puntos de la Ciudad con un mensaje específico de la problemática: "el Río de la Plata empieza acá. Por favor, no tires tus residuos en la calle".

Cabe destacar que el Ministerio de Espacio Público e Higiene urbana porteño se encarga del mantenimiento de la red pluvial, que incluye alcantarillas (desagües), nexos, conductos y estaciones de bombeo, cuya función es captar el agua de lluvia y escurrirla hacia el Río de la Plata.

Actualmente hay once cuencas que atraviesan toda la Ciudad: Medrano, Vega, White, Maldonado, Radio Antiguo, Ugarteche, Boca-Barracas, Ochoa-Elía, Erézcano, Cildáñez y Larrazábal-Escalada, cuyas desembocaduras están unificadas en cuatro estaciones de bombeo.

Las estaciones de bombeo sirven para evitar inundaciones y mejorar la eficiencia hidráulica mediante el relevamiento de su estado, limpieza y extracción de material acumulado.


Cuando se realizan las limpiezas, se suelen encontrar maderas, bolsas de polietileno, botellas PET, restos de muebles, cajas de cigarrillos, aerosoles, barro, restos de construcción y escombros que la correntada al nivel de calle llevó a los sumideros. Todos esos elementos reciclables que ingresan a la estación de bombeo son separados, lavados y compactados en fardos que luego se entregan a la cooperativa “El Ceibo”, quienes se cargan de procesarlos.

FOTOGALERÍA DE CÓMO LLEGAN LOS RESIDUOS DE LAS ALCANTARILLAS AL RÍO

Sobre medios en la Ciudad