Gestión Social del Hábitat

La Secretaría de Hábitat e Inclusión (SECHI) trabaja bajo un nuevo paradigma de intervención: la Gestión Social del Hábitat, que considera a la comunidad como la protagonista de la transformación física y social del territorio

Destacadas: 

Se diseñan intervenciones que generan vínculos entre el Estado y la comunidad y que fortalecen las instituciones, construyendo espacios de participación, convivencia y concertación colectiva. La Gestión Social del Hábitat está basada en tres pilares fundamentales: presencia territorial, urbanismo social e inclusión desde la perspectiva del hábitat.

Presencia territorial

El objetivo principal de la presencia territorial es la construcción de vínculos de confianza entre el Estado y los ciudadanos, así como el fortalecimiento de los vínculos y redes entre quienes trabajan en y desde los territorios.

Urbanismo Social

El Urbanismo Social es el resultado de la relación que existe entre la planificación urbana y los aspectos que configuran la esfera social. Toda obra física contempla también un diseño social, pues se espera que su resultado incida positivamente en los modos de vida y acción de los habitantes propiciando mayores oportunidades de interacción entre los ciudadanos, así como una mayor apropiación del entorno.

Inclusión desde la perspectiva del hábitat

La inclusión desde la perspectiva del hábitat implica generar las condiciones necesarias para el desarrollo de las capacidades humanas que permitan fortalecer la vida comunitaria y avanzar hacia la integración y la equidad.