Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Ley de Participación Cultural

La Ciudad ya cuenta con la nueva ley que aplica para la convocatoria 2019.

¿Para qué sirve la nueva ley de Participación Cultural?

La nueva ley da mayor previsibilidad al sistema de Mecenazgo, actualiza los criterios de selección, aumenta la articulación con el sector privado y asegura una mayor diversidad de proyectos.

Consultá el INSTRUCTIVO

Conocé la nueva ley

A las mejoras implementadas este año para todos los regímenes de Promoción Cultural, como la reducción de los plazos de procesos administrativos, la posibilidad de inscribirse a través del sistema Trámites a Distancia (TAD) o en el caso específico de Mecenazgo, la creación de los espacios de encuentro como “Conecta Cultura” que permiten a los proyectos poder vincularse con empresas, se suma ahora la sanción de la Ley de Participación Cultural.

La implementación de la nueva ley, que será a partir de la próxima convocatoria a realizarse en marzo de 2019, permitirá que se potencie exponencialmente el número de participantes de la línea y generará mayores beneficios para los proyectos y sus patrocinadores. Estos últimos podrán asociar su marca a proyectos culturales con más facilidades y apoyo por parte del GCBA. También impulsa un sistema de escalonado de aportes entre el Estado y el sector privado.

Con el fin de generar una mayor diversidad de propuestas, la Ley de Participación Cultural fomenta la alternancia de proyectos, pudiendo cada aspirante a beneficiario realizar hasta dos presentaciones, de las cuales sólo una podrá ser aprobada. Otra de las novedades es que se priorizarán los proyectos relacionados con inclusión social a través de un mayor aporte por parte de la Ciudad. El Gobierno además, se compromete a brindar mayor difusión a los proyectos aprobados.

Cambios generales

2017

  • Se tomaron medidas para transparentar el mecanismo de toma de decisiones, el proceso administrativo y de selección de proyectos.
  • La evaluación de los proyectos la hace un Comité de gran prestigio cultural, que evalúa todos los proyectos a la vez con una visión de política cultural. Además se incorporó un sistema de puntajes para la evaluación de cada proyecto que se presenta.
  • Se mejora la previsibilidad con pasos claros a seguir, acortando los tiempos totales desde el momento de inscripción hasta el anuncio de los resultados de 1 año a 4 meses. En 2018 se presentaron 2234 proyectos, de los cuales ya fueron analizados 1118 y en diciembre podremos anunciar los resultados.
  • Este año se hizo por primera vez trámite online en TAD y vamos a seguir por ese camino mejorándolo cada vez más.
  • Buscamos incentivar un vínculo más sólido entre emprendedores y patrocinadores. Potenciar la relación proyectos-patrocinadores a través de acciones concretas como lo fue Conecta Cultura que hicimos este año. Vamos a fomentar este vínculo para que cada vez más proyectos y más patrocinadores se conozcan y se elijan.
  • Lograr un manejo más eficiente de los fondos públicos mejorando los procesos internos y la interfase con AGIP.

Nueva Ley de Participación Cultural

  • Se elimina la figura del benefactor. Sólo queda la del Patrocinador, permitiendo la posibilidad de asociar la marca del patrocinador al proyecto.
  • Se impulsa el financiamiento fiscal decreciente para favorecer alternancia. Los proyectos se presentan hoy reiteradamente y el apoyo del GCBA se mantiene inalterado. Con la nueva ley, empieza en 80%/20%, segundo año 70%/30% hasta llegar a 50%/50% al cabo de 4 años para proyectos generales.
  • Se priorizan los proyectos con impacto social en los cuales el financiamiento del GCBA es del 100%, independientemente de si ya se obtuvo financiamiento en años anteriores.
  • Cuando el beneficiario es una persona humana el patrocinador podrá deducir el 100% (es decir, podrá relacionar su marca sin aportar nada directamente sino a través de ingresos brutos, lo cual beneficia a las personas a la hora de salir a buscar patrocinadores).
  • Se incluye la facultad del beneficiario de rechazar el aporte ofrecido por el patrocinador. En caso de rechazo, se daría la oportunidad al patrocinador de aportar para otro proyecto y el beneficiario buscar otra empresa patrocinante.
  • Se limita la cantidad de presentaciones a dos por aspirante a beneficiario y sólo un proyecto puede ser seleccionado por cada convocatoria, con el fin de favorecer la alternancia.
  • Se les va a proveer a los patrocinadores mayor detalle de todos los proyectos aprobados, a través de la página web del Ministerio de Cultura.
  • Se crea un Comité Artístico: evaluación con sistema de puntaje para cada proyecto. Integrado por hasta catorce (14) miembros seleccionados entre personas de reconocida trayectoria. Ejercen por un año, pudiendo ser reelegidos un período más. Dicho comité será propuesto por el ejecutivo y validado por el órgano colegiado.

Consultá la Guía de Preguntas Frecuentes»


Descargas

ArchivoTamañoDescargar
Ley de Participación Cultural
618.32 KB