Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Vuelven las carreras al Autódromo de la Ciudad

Este fin de semana correrán el Súper TC2000, el TC2000 y la Fiat Competizione. Conocé las sensaciones de los protagonistas en su regreso a la pista.

Viernes 18 de septiembre de 2020

El autódromo porteño Oscar y Juan Gálvez volverá a tener carreras en su pista este fin de semana con la vuelta de tres categorías: Súper TC2000, TC2000 y Fiat Competizione, que eligieron la Ciudad de Buenos Aires para retomar su actividad competitiva tras 6 meses.

El Gálvez reabrió sus puertas el 19 de agosto, cuando se puso en marcha la etapa 1 del Plan de Reactivación del Automovilismo, que contempló pruebas de pista, sin competencias y ahora, tras casi un mes de actividad con estrictos protocolos sanitarios de prevención contra el Covid-19, el icónico escenario porteño entra en etapa 2, que consiste en la realización de carreras, sin público.




“Siento una doble satisfacción por la vuelta del automovilismo porque por un lado es una pasión, pero además es una industria que se reactiva y genera miles de puestos de trabajo” sostuvo el vicejefe de Gobierno de la Ciudad Diego Santilli y destacó que “es un paso importantísimo para poder disfrutarlo, pero requiere una enorme responsabilidad de todos nosotros para cuidarnos”.

En este marco, el Súper TC2000 desembarcó en el Gálvez para realizar el primer entrenamiento con miras a las carreras que se realizarán por partida doble, el domingo 20 y el siguiente, el 27 de septiembre.


“Volver después de seis meses de estar parados es una felicidad muy grande” (Leonel Pernía).


Antes de subirse al auto por primera vez tras la cuarentena, Leonel Pernía destacó que la industria del automovilismo “ha sufrido mucho este parate”. El último campeón de la categoría también hizo hincapié en los efectos adversos que les produjo la falta de actividad como deportistas: “Lo que nos mueve es la competencia y estar arriba del auto de carrera”. Y aunque cuenta que pudieron paliar esa ausencia con el automovilismo virtual, para el piloto “no tiene nada que ver estar arriba del auto de carrera”.

Pernía llevará el número 1 en su auto porque deberá defender el título conseguido, una tarea que no se le presentará sencilla si se analizan las figuras que condimentarán esta competencia que se reinicia. En este sentido, se destaca el experimentado piloto de Ferrari en la Fórmula 1, Rubens Barrichello, ex compañero de Schumacher, el mítico corredor argentino Juan Manuel Pato Silva o la dupla padre e hijo de Agustín Canapino como piloto y Alberto Canapino como responsable de equipo, sin mencionar al propio Facundo Ardusso que será compañero de equipo de Leonel.

El Gerente Deportivo del autódromo, Juan Cruz Fernandez, puso su foco en “la responsabilidad enorme porque fue mucho trabajo de planificación para poder llegar a esta instancia” y reflexionó sobre la necesidad de que “todos los que formamos parte del autódromo y el medio automovilístico cuidemos esta instancia a la que hemos llegado” y convoca “apelar muchísimo a la responsabilidad”.



Cómo es el protocolo del autódromo porteño para recibir el súper TC2000 y el TC2000 dos fines de semana seguidos: el 20 y el 27 de septiembre


El protocolo general del autódromo contempla que toda persona que ingrese al predio deberá hacerlo con cubreboca y se le tomará la temperatura. Además pasará por un proceso de desinfección, tanto de la gente como de los vehículos que accedan.

Para las carreras se desarrolló una descentralización de la zona de boxes, que consiste en minimizar la cantidad de gente en ese sector, que será sólo para los equipos de las organizaciones, los servicios y los integrantes esenciales de los equipos de competición, donde no podrán haber más de 5 personas por auto de carrera (piloto incluido). Se trabajará con formato de célula: cada equipo deberá permanecer en su box asignado y no podrán trasladarse a otros.

Como parte de la descentralización de los boxes todo el despliegue típico del automovilismo con sus motorhomes se trasladará a un lugar distinto, ajeno a la zona de boxes y más amplio, denominado “zona 1”, que es un gran playón donde funcionaba un estacionamiento para el público. A la zona de boxes podrán ingresar, en cupos limitados, los vehículos de carga que forman parte del equipamiento de trabajo de los equipos. Cada grupo deberá asegurar su alimentación a través de viandas, no permitiéndose el ingreso de Deliverys, ni salir a durante la jornada para comprar insumos, con el objetivo de minimizar la circulación. Los integrantes de los equipos sólo podrán entrar o salir del predio al finalizar cada jornada y no podrán hacerlo mientras ésta esté en marcha.

La reunión de pilotos típica que requiere cada competencia automovilística, donde se especifican las cuestiones deportivas, será realizada de forma virtual. El podio de premiación será en el ingreso a la calle de boxes y sólo podrán asistir los pilotos, no podrán concurrir los equipos.

El servicio de gomería será provisto únicamente en las instalaciones definidas para tal fin, prohibiendo el acceso a servicios móviles externos y su funcionamiento será bajo un sistema de take away: los equipos entregan la mercaderia, se van y cuando está listo el trabajo lo informan para pasarlo a retirar.

Sobre medios en la Ciudad