Mi Escuela Saludable

Promovemos hábitos alimentarios saludables y de actividad física en las escuelas y otros espacios formativos fomentando y colaborando en la formación de entornos más saludables.

Mi Escuela Saludable es un programa que busca mejorar los hábitos alimentarios y de actividad física con el fin de frenar el avance y disminuir la prevalencia de sobrepeso y obesidad; y contribuir a mejorar la calidad de vida de la comunidad educativa.

El principal objetivo del programa es generar en las instituciones educativas donde trabaja un ambiente escolar más saludable que facilite y fomente la adquisición de hábitos saludables.

Nuestra propuesta incluye y beneficia a todos los actores de la comunidad educativa: niños y niñas, docentes, equipo de conducción y familias.

Para llevarlo a cabo, se trabaja en conjunto con el Ministerio de Educación.

Participan del programa escuelas de gestión estatal de nivel inicial y primario de todos los distritos escolares. En cada institución, se trabaja con la población a través de diferentes actividades como: talleres de educación alimentaria, actividades recreativas y entrega de material educativo.

Propuestas del programa

El programa tiene una duración de dos años en cada institución, a lo largo de los cuales se trabaja con cada docente a través de un plan individualizado y con toda la institución en conjunto a través de un plan institucional.

Las propuestas de trabajo se basan en cinco ejes temáticos (Alimentación saludable, Frutas y Verduras, Hidratación e higiene, Vida activa y Alimentación y cultura), e incluyen herramientas para trabajar el tema de manera transversal anclado en el diseño curricular, sugerencias de acciones a realizar y hábitos a promover dentro de la institución.

Desafíos Saludables y Hábitos Saludables

Entre las propuestas del programa les planteamos a los niños “Desafíos Saludables”, que son acciones que implican una experiencia concreta sobre una práctica saludable en la escuela. Si esta acción se repite con una determinada frecuencia puede convertirse en un “Hábito saludable”.

Algunos desafíos realizados en las escuelas

  • Picnic saludable el día de la primavera.
  • Armado de recetario viajero.
  • Talleres de cocina.
  • Brindis con bebidas saludables.
  • Recreos activos.

Forman parte de esta iniciativa: