Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Alejandro forma parte de la Red Diversa del GCBA: “Tener un trabajo formal, me cambió la vida”

Está empleado en una empresa privada de atención telefónica, y nos cuenta cómo gracias al Plan Integral de Trabajo para personas Trans consiguió un trabajo formal y pudo cambiar su vida.

Jueves 10 de septiembre de 2020

Alejandro vive en Parque Chacabuco, trabaja en un Call Center y después de un tiempo explorando a que quería dedicarse en lo profesional, está terminando su primer año en Análisis de Sistemas “mi familia pensó que tomé una decisión apresurada cuando empecé con mis dosis de Nebido; hoy, estudiando, con un trabajo formal y ayudando en casa, siento que mi decisión fue la correcta”.

“Desde que empecé mi tránsito y antes de acceder a este empleo, nunca había tenido un trabajo regular, todas eran changas y pequeños trabajos informales a muy corto plazo, que no me daban ninguna seguridad”. Ale relata que este tipo de empleos le hacían sentir que sus posibilidades eran acotadas.

“Yo conocí el PITT porque me lo recomendaron mi médico endocrinólogo y un amigo, ellos me comentaron que había un plan de gobierno para conseguir trabajo sin necesidad de explicar mi transición, ni nada referente. Me encantó la idea de acceder a un trabajo que dependa de mi desempeño profesional, mandé el CV y me llamaron”.

El PITT surge con el objetivo de reducir las dificultades a las que se enfrenta el colectivo al momento de buscar trabajo.“Las personas trans tenemos dificultades específicas para acceder a trabajos formales, la principal es que nos juzgan por nuestro género autopercibido, y por juzgar no me refiero a que te hablen mal, sino a que traten y te miren diferente” dice Alejandro, y agrega “Antes de empezar la transición pensé en muchas cosas, una de ellas era el miedo a no poder conseguir un trabajo estable La autonomía económica es primordial no solo porque me da independencia económica, seguridad y puedo ayudara mi familia; sino porque además me hace sentir bien”.

El Plan Integral de Acceso al Trabajo para Personas Trans realiza una tarea de acompañamiento durante la búsqueda laboral y también una vez iniciada la contratación. Alejandro resalta que esto fue fundamental para construir y tener confianza en el ámbito laboral. “Cada tanto me llaman a ver cómo estoy y si necesito algo, me siento bien de tener un equipo alentandome y disponible para lo que pueda pasar”.

Alejandro forma parte de la Red Diversa y participa de las reuniones periódicas que se realizan, ahora de manera virtual. Afirma que seguir siendo parte, no solo sirve para estar en compañía, si no que además es un espacio donde puede expresarse libremente y sentirse comprendido.

“Si tienen la oportunidad y apoyo, le diría a todas las personas del colectivo LGTBIQ+ que sientan las ganas, que vengan a Buenos Aires. Acá convive una gran diversidad y si es lo que buscas, acá lo vas a encontrar”.

Cree que poder ayudar a su familia económicamente ya es un sueño cumplido y aspira a poder acceder en un tiempo “a una casa, un lugar que pueda llamar mío”, a largo plazo Ale nos habla de su proyecto de recibirse. “Conocer este programa y sacarme uno de los mayores miedos de cuando empecé la transición, que era el de no encontrar un trabajo formal, me mostró lo importante que son estas políticas para nuestra comunidad”.

Sobre medios en la Ciudad