Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

16 de agosto: Día de la niñez

En el día de la niñez, celebramos las infancias en toda su diversidad. Proponemos distintas actividades lúdicas para realizar en familia, como espacios de recreación y reflexión durante el aislamiento social.

Domingo 16 de agosto de 2020

En la Ciudad celebramos las infancias promoviendo el bienestar y los derechos de los niños y niñas, y buscando reflejar las diversas maneras de vivir la niñez.

¿Por qué en el día de la niñez queremos hablar de infancias?

En el día de la niñez hablar sobre las infancias significa visibilizar la diversidad desde edades tempranas y mostrar en qué consiste el ejercicio de sus derechos. Cuando hablamos de infancias, hablamos de inclusión y diversidad cultural. De esta manera se abandona la idea de que existe una sola forma de vivir la niñez y se incluye en ella las diferentes situaciones: personales, culturales y socio-económicas de las niñas y niños, entendiendolas a todas como factores determinantes en la posibilidad de ejercer sus derechos.

La fecha

Este día se celebra en Argentina desde el año 1960, tras la necesidad de conmemorar las infancias y brindar homenaje a nuestros niños y niñas.

La ONU a través de la Convención de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, reconoce los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes y establece que los Estados que lo ratifiquen, deben asegurar que todas las personas de menos de dieciocho años de edad gocen de los derechos contenidos en él sin distinción de etnia, color, idioma, nacimiento o cualquier otra circunstancia. El día de la niñez desde la Dirección General de Desarrollo Familiar de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural se recomienda otorgar y programar un momento para compartir en el que sean protagonistas los niños y las niñas. Los espacios para el juego y la recreación, así como también para la reflexión; entendidas estas acciones como parte esencial de su cuidado y del ejercicio de sus derechos.

Los derechos de los niños, niñas y adolescentes

La Ley 26.061 protege a los niños, niñas y adolescentes hasta los 18 años de edad para que puedan disfrutar y ejercer en forma plena y permanente todos los derechos reconocidos por las normas nacionales y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos.

Ser niño o niña implica tener derecho a experimentar, jugar y aprender mientras que las personas adultas se encargan de proveer y garantizar la seguridad y el cuidado.

La mejor manera para crecer es hacerlo en familia, entendiendo este vínculo como lazos de amor y cuidado entre generaciones distintas. Hay múltiples formas de ser familia: lazos biológicos o no, ensambladas o no, con o sin hijos e hijas, monoparentales y monomarentales, familias elegidas o heredadas. Todas basadas en el amor y el cuidado, más allá de sus diversas formas de expresión y sus modalidades.

¿Cuáles son los derechos las niños y las niñas?⁣

La ley contempla el derecho de los niños, niñas y adolescentes a la vida e intimidad así como también a la salud. También establece su derecho a jugar y disfrutar de un ambiente sano, en donde no sufran de ningún tipo de humillación o abuso.

Al nacer una persona, también, tiene el derecho a una nacionalidad y un documento, a aprender su propio idioma y a una familia con la que mantenga un vínculo del que reciba cuidado y educación, tanto en casa como en la escuela, y en el que puedan expresar sus opiniones.

El derecho a jugar

El juego es uno de los derechos que tienen las personas durante su niñez, y esto se debe a que es una forma de conocer el mundo, de expresarse y de conectarse con él.

Para los niños y niñas el juego es “la forma” de conocer el mundo. Durante la niñez se aprende más y mejor cuando se tiene ese espacio de fantasía y realidad; ficción y verdad; que es el juego. Es un derecho primordial que toda persona durante su infancia juegue y, desde el Gobierno de la Ciudad, trabajamos para garantizarlo.

Las personas adultas también juegan, y no hay nada más lindo que poder compartirlo en familia, porque nos permite construir las bases de una convivencia social sin violencia. El juego es una herramienta que permite comunicarnos y expresarnos el placer de compartir, logrando trabajar las dificultades que nos atraviesan, y permitiendo vivenciar un tiempo de calidad en compañía de nuestros hijos e hijas.

Infancias y pandemia

En el contexto actual de aislamiento social, preventivo y obligatorio, aunque las libertades se han ido ampliando, y hoy contamos con la posibilidad de que las niñas y niños puedan tener salidas recreativas de 10 a 18 hs, los días martes, jueves, sábados y domingos, desde la Dirección de Desarrollo Familiar elaboramos unos juegos para compartir hoy.

Los juegos propuestos buscan promover la creación de espacios lúdicos donde las familias encuentren momentos de conexión y reflexión.

¿Se animan a probarlos?

Descargalo acá

Sobre medios en la Ciudad