Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

15 de julio: 10° aniversario del Matrimonio Igualitario en Argentina

Un día como hoy, en 2010, entró en vigencia la Ley N° 26.618, un hito fundamental en la conquista de derechos.

Miércoles 15 de julio de 2020

Desde el año 2010, cada 15 de julio se celebra la sanción de la Ley N° 26.618 en Argentina. Un hecho trascendental en nuestra sociedad y que marcó un avance en los derechos del colectivo LGBTIQ+.

Argentina fue el primer país latinoamericano en reconocer este derecho a la población LGBTIQ+, seguido por Brasil y Uruguay en el año 2013, y Estados Unidos en el año 2015.


“El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo”. (Art. 2° de Ley N° 26.618)



Historia de vida y de amor

Alejandra y Carolina se casaron el 6 de diciembre de 2019 y decidieron hacerlo para darle un marco jurídico a la relación, con la idea de tener hijos e hijas. Asimismo, la ley les dio la posibilidad de constituir familias con los mismos derechos y obligaciones e igualdad de condiciones que las familias heterosexuales, incluido el derecho a la adopción y a la herencia.

Ellas señalan, que la posibilidad de realizar un matrimonio civil es clave para tener una sociedad mas abierta, madura y libre. “La ampliación de derechos abrió el debate hacía la obtención de otros, como por ejemplo, la necesidad de avanzar en cuanto a las licencias por maternidad y paternidad, y la accesibilidad a los métodos reproductivos”, considera Alejandra.

Carolina nos relató una anécdota sobre aquel día: “Existen historias distintas sobre cómo nos conocimos y Ale no se acordaba cuál de estas le había contado a su mamá, así que el día que nos casamos tuvimos que pedirle a la oficial del registro que por favor no hiciera esa pregunta, fue uno de los días más lindos de nuestra vida”.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se celebraron 4.124 matrimonios entre personas del mismo sexo, según los datos oficiales de la Dirección General de Estadística y Censos porteña hasta julio del año pasado.

En cuanto a las movilizaciones previas al reconocimiento del derecho al matrimonio igualitario, Alejandra resalta el papel clave que tuvieron los organismos activistas para motivar el debate, el cual comenzó en nuestro país a partir de la campaña nacional por la igualdad jurídica lanzada por las organizaciones LGBT, bajo la consigna Los mismos derechos, con los mismos nombres.

“Como antecedente previo a la sanción también hay fallos judiciales que habilitaron matrimonios en lugar de simples uniones civiles. En este sentido, fueron necesarios factores sociales y jurídicos para que efectivamente se pudiera reconocer este derecho”, destaca Alejandra, quien agrega que “cuando salió la ley ninguna de las dos tenía en mente casarse, pero más allá de eso, estábamos felices porque implicaba afianzar la igualdad y habilitar a que cualquier pareja se pueda amar libremente y pueda decidir casarse como cualquier heterosexual”. Tal como lo afirman Alejandra y Carolina, la sanción de ley nacional de Matrimonio en el Código Civil y Comercial de la Nación de la República Argentina, deja en claro que todos los derechos y obligaciones que deriven de la unión marital alcanzan a todas las uniones, sin importar su orientación sexual o composición, derribando el de la concepción tradicional del matrimonio.



La Ley 1.004 de la Ciudad de Buenos Aires, conocida como Unión Civil y presentada por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), fue el primer reconocimiento legal y social de la diversidad. Este hecho convirtió, el 12 de diciembre de 2002, a la Ciudad Buenos Aires en la primera jurisdicción de América Latina en legalizar la unión civil entre personas del mismo género.


Desde que se sancionó la Ley 1.004 de la Ciudad de Buenos Aires, se registraron hasta el momento un total de 126.144 matrimonios y 7.422 uniones civiles igualitarias en la Ciudad.


El cambio más importante del Código Civil y Comercial de la Nación se dio sobre el artículo 172, que definía al matrimonio entre hombre y mujer y que se reemplazó por contrayentes. Actualmente establece: El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo. El hecho de haber reemplazado hombre y mujer por contrayentes implicó un avance histórico, al generar un cambio de paradigma que nos conduce a una sociedad más libre, justa y diversa.

Sobre medios en la Ciudad