Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Anabella Mendoz: “El deporte te ayuda a pararte frente al mundo”

La tricampeona mundial de Patín Artístico pasó por un nuevo “Mano a mano” y nos contó sobre su regreso a los entrenamientos y la felicidad que le da enseñar esta disciplina. Sus inicios y los prejuicios del patinaje.

Domingo 13 de septiembre de 2020

Feliz, exultante. Con una sonrisa de oreja a oreja. Así irrumpió la reina del Patín Artístico, Anabella Mendoz en el Instagram Live de #DeportesBA, donde protagonizó, junto a Juan Martín Rinaldi, una nueva edición del ya tradicional “Mano a mano” que se emiten por el Instagram Live de #DeportesBA.

“Ya arranqué este lunes a entrenar. Estoy muy feliz”, así comenzó su charla la patinadora nacida en Lanús y que hoy representa a San Lorenzo. “Tanto en el club (San Lorenzo), como en el CeNARD, pudimos regresar a los entrenamientos, obviamente con todos los protocolos adecuados”, remarcó.

Pero además, en medio de esta pandemia, la multicampeona tomó una decisión que la pone más contenta todavía. Anabella lleva 30 años patinando y ya veía la lucecita del retiro al final del camino, pero…”esta situación por la que estamos atravesando me hizo pensar y estirar un poco más el retiro. Eso me gusta. Entrené mucho y me dediqué a mi nueva casa, todo eso me hizo reflexionar y concluir que aún no es el momento de colgar los patines”, le confesó a Juan Martín.

Y claro, esta decisión de seguir adelante tiene mucho que ver con el Mundial que se desarrollará el año próximo en Paraguay, acá cerca de nuestro país, donde piensa cumplir un sueño que tiene muy bien guardado dentro de su corazón. “Quiero que mis padres puedan verme por primera vez competir en un Mundial. Desde 2003, que fue el primero en el que participé, nunca pudieron ir a verme por cuestiones económicas. Por eso también quiero alargar un tiempito mi carrera para cumplirles y cumplirme ese sueño. Necesito retribuirle todo lo que hicieron por mí. Mi papá me llevaba desde pequeña al club Estrella Junior de Lanús tres veces por semana, 13 cuadras de ida y 13 de vuelta, siempre caminando, bah, yo patinando. Es por eso que quiero regalarles esta posibilidad de tenerlos cerquita en un Mundial”, adelantó.

No es para menos ese gran deseo que tiene Anabella, ya que, si bien estuvo siempre acompañada por el seleccionado, su familia no pudo disfrutar de esos tres grandes logros que consiguió en esa fantástica seguidilla que comenzó en 2015 con la conquista del Mundial de Colombia y que siguió en Italia (2016) y China (2017).

Doce años pasaron para alcanzar la gloria. Doce años de trabajo intenso, de toma de decisiones, de cambios sobre la marcha, de perseverancia, características que la definen de cuerpo entero a la gran campeona argentina del Patín Artístico.

“Fueron muchos mundiales en los que competí, pero si bien de cada uno volvía con el bolso cargado de experiencia, las medallas brillaban por su ausencia, hasta que…emboqué el primer podio”, recordó.

Pero lejos de desmoralizarse por aquellos doce años en los que veía festejar a otras patinadoras, Anabella nunca se resignó. “Llegó un momento en el cual tuve que reacomodar el objetivo, mejorar ciertos detalles y proponerme disfrutar, y ahí fue cuando hice el click. Que el conseguir lo que yo quería estaba solamente dentro de mí, que no dependía de nadie más, solamente de mi misma. Un día me dije ´la experiencia ya la hice, ahora quiero más´”, reflexionó la ganadora del premio Jorge Newbery de oro 2017.

Tanto ama Anabella al Patín Artístico que a parte de competir, hace años decidió incursionar en la docencia para preparar niñas y niños y que este deporte se propague por todo el país. “Al principio, cuando tenía 18 años comencé a dar clases más que nada para ayudarme un poco con el tema de los viajes al exterior, pero con el tiempo le fui encontrando el gustito y hoy estoy muy enganchada con esto de enseñar. Amo darle clases a los más pequeños y que vayan amando al deporte”, contó.

Y ese amor por el deporte que emana de sus venas lo transmite en cada una de sus palabras, es que la práctica deportiva “te hace ver las cosas de otra manera. Te enseña a trabajar en equipo y a pararte frente al mundo. Te da muchas herramientas que jamás vas a abandonar a lo largo de toda tu vida”, reflexionó.

Hoy Anabella Mendoz es la coordinadora del Patín Artístico de la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad que congrega un gran número de niñas y niños en los tres polideportivos en los que se practica esta disciplina: Chacabuco, Avellaneda y Don Pepe.

“Estoy feliz trabajando en esos espacios y fomentando la práctica del patín artístico entre los niños y niñas de la Ciudad, y sobretodo buscando expandir la práctica en los varones, ya que hay muchos prejuicios con los varones en este deporte y yo quiero derribar ese mito de que el patín artístico es sólo para mujeres”, remarcó.

Sobre medios en la Ciudad