Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Frida y yo: una exposición infantil sobre Frida Kahlo

Un proyecto coproducido por el Centro Pompidou y su socio mexicano Arts&Fun

Jueves 9 de agosto de 2018

En un paseo libre y poético, los dispositivos lúdicos permiten a los chicos y sus familias viajar por la obra y vida de la célebre artista del siglo XX, figura emblemática del arte moderno mexicano.

Frida y yo muestra los temas de la vida de Frida Kahlo, su país, la cultura popular y prehispánica, su familia, su amor por el pintor Diego Rivera, así como también el sufrimiento físico que tuvo que sobrepasar para conquistar su libertad. La escenografía realizada propone una reinterpretación de las fuentes de inspiración de la artista alrededor de seis temas: el autorretrato, el dolor, la familia, la naturaleza, Diego Rivera y París. Cada tema se identifica con un color.

Los chicos descubrirán, a través del juego, nociones de identidad, de cultura, de percepción y representación de sí mismos. Abrirán ventanas a la historia de Frida y su obra, así como al universo mágico y colorido de México.

“Si me pinto a mí misma es porque paso mucho tiempo sola y soy el sujeto que conozco mejor…”. Frida Kahlo

Del 14 de julio al 26 de agosto. Paseo de las Artes, modulo 1, Usina del Arte.

Horarios

  • Martes a jueves de 14 a 19 h
  • Viernes, sábados, domingos y feriados de 10 a 21 h

Frida Kahlo

Nació el 6 de julio de 1907 en Coyoacán, México. A los seis años, contrajo poliomielitis, una grave enfermedad que le produjo una renguera con la que viviría toda su vida. Pese a esto, Frida siguió siendo una chica deportista y curiosa. A los 18 años, mientras estudiaba en la Escuela Nacional Preparatoria, sufrió un accidente en el colectivo que la llevaba de regreso a su casa que lastimó su espalda y cadera, por lo que estuvo inmovilizada durante varios meses. Gracias a un caballete que sus papás le fijaron a su cama y a un espejo instalado en el techo, comenzó a pintar autorretratos. Cuando tenía 22 años, Frida se encontró con el famoso pintor mexicano Diego Rivera. Se volvieron inseparables y se enamoraron. En 1929, Diego se convirtió en su esposo y cómplice. Fue la boda de una paloma con un elefante, él tenía 20 años, 20 centímetros y por lo menos ¡20 kilos más que ella! Un nuevo período comenzaba en la vida de Frida. A los 31 años hizo su primera exposición en Nueva York. Sus pinturas mostraban su amor por México y la cultura popular y prehispánica. Entre ellas estaban sus autorretratos, esas obras llenas de color y fuerza que la volverían famosa. En 1939 viajó a París invitada por su amigo André Bretón, artista surrealista. En esta ocasión, Francia compró la obra de The Frame que hoy podemos ver en el Centro Pompidou. Frida, de 34 años, se instaló con Diego en la casa familiar de Coyoacán. La pintaron del color que le dio su célebre nombre: "Casa Azul". Su salud estaba cada vez más frágil, pasaba largas temporadas en cama y descansando en el jardín. Frida Kahlo murió en 1954 a los 47 años, poco tiempo después de su primera exposición individual en México. La obra y vida de la pintora siempre están unidas y generan, al día de hoy, una gran fascinación.

Sobre medios en la Ciudad