Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Dispositivos residenciales de rehabilitación en salud mental

Las Residencias Asistidas en Rehabilitación Psicosocial ofrecen alojamiento flexible y transitorio a personas con Trastorno Mental Severo.

Las Residencias Asistidas en Rehabilitación Psicosocial son dispositivos que ofrecen alojamiento flexible y transitorio a personas con Trastorno Mental Severo.

Brindan respuestas a las necesidades de alojamiento, soporte social y sanitario a las personas con TMS, que se encuentren en condiciones de acceder a dicho recurso.

Cuentan con un equipo de trabajo multidisciplinario constituido por operadores terapéuticos, enfermeros, psiquiatras, psicólogos, terapistas ocupacionales, trabajadores sociales.

Persiguen como objetivos generales el incremento de la autonomía, la promoción de derechos y su inclusión en la red familiar, social y de servicios de salud.

Los criterios de inclusión a estos dispositivos son:

1. Usuarios que presenten Trastorno Mental Severo que se encuentren dentro del Sistema de Salud y que no cuenten con red social ni familiar que pueda brindar contención y/o vivienda. Cuyo equipo tratante considere pertinente su ingreso a Residencias Protegidas para maximizar su autonomía y posibilitar su inclusión sociocomunitaria.
2. Que presenten buena adherencia tanto al tratamiento psicoterapéutico y psicofarmacológico así como también buen cumplimiento de las indicaciones terapéuticas.
3. No presentar patrones de conducta agresivos (físicos y/o verbales).
4. No presentar problemas de abuso y/o dependencia de sustancias o alcoholismo.
5. Un nivel de autonomía personal y social aceptable que le permita afrontar las demandas que supone la convivencia con otros en las Residencias, es decir, con capacidad suficiente para realizar las actividades básicas de la vida diaria o aprenderlas a corto plazo y que no requieran apoyo y supervisión 24 horas.
6. Que no presenten enfermedades físicas graves o crónicas que demanden asistencia médica o de enfermería continua; ni tengan problemas de movilidad que imposibiliten la realización de las actividades de la vida diaria de forma autónoma.
7. Que posea habilidades sociales mínimas que dispongan a la persona a establecer relaciones interpersonales en función de la convivencia con otros.

Residencias Protegidas de Rehabilitación Psicosocial

  • Nueva Pompeya (niños y adolescentes de 12 a 18 años)
  • Avellaneda (niños y adolescentes de 12 a 18 años)
  • Residencia Protegida Gorriti (Adultos de 18 a 65 años)
  • Residencia Protegida Warnes (Adultos de 18 a 65 años)
  • Residencia Protegida Pedro Goyena (Materno – infantil /Madres con Trastorno Mental severo y sus hijos en primera infancia)

Contacto