Relevamiento de sustancias químicas en establecimientos de salud

El Departamento de Salud Ambiental realiza relevamientos y calificación del peligro de los productos químicos que se encuentran en el ámbito hospitalario.

Los establecimientos de salud utilizan habitualmente compuestos químicos que pueden ser peligrosos, tanto para el ambiente como para la salud de los trabajadores y de la comunidad. Algunos de estos compuestos se han relacionado con efectos, tales como cáncer, malformaciones congénitas, enfermedades respiratorias y problemas de piel, entre otros.

Actualmente, existe mucho desconocimiento sobre los efectos crónicos de varios de los productos que se utilizan. Es por ello que durante las últimas décadas tanto organismos gubernamentales como no gubernamentales comenzaron a ejecutar acciones tendientes a promover el reemplazo de ciertos químicos por otros menos riesgosos, generar programas de concientización en cuanto al manejo y vertido seguros, investigar sobre sustitutos menos nocivos, etc.

Como primera medida para minimizar los daños de estos compuestos sobre la salud y/o el medio ambiente, el equipo del Departamento de Salud Ambiental está comenzando a realizar relevamientos y calificación del peligro de los productos químicos que se encuentran en el ámbito hospitalario. Este primer paso orienta a generar acciones tendientes a eliminar o minimizar al máximo la exposición, ya sea a través del reemplazo por alternativas más seguras o por una correcta utilización de las sustancias para aquellos productos que no poseen reemplazo.

Muchas veces desconocemos el riesgo del manejo de los productos químicos en el hogar, lugares de trabajo, etc. Como su uso inadecuado puede generar problemas en la salud, es importante que a la hora de utilizar algún producto observemos la información que viene en las etiquetas (modo de usos, etiqueta de peligros, concentración, etc.). A modo de ejemplo, mostramos algunas de las etiquetas más utilizadas para identificar los peligros de las sustancias.