Cuidado de las encías

El sangrado de encías durante el cepillado es el primer singo de alerta de gingivitis y si no se trata convenientemente, la enfermedad puede avanzar hasta ocasionar la enfermedad periodontal.

Las encías son importantes porque protegen a los tejidos de sostén de las piezas dentarias. Normalmente las encías deben presentar color rosado, cubrir los cuello de los dientes y completar los espacios que hay entre los mismos, sin sangrar durante el cepillado.

Cuando las encías se enferman aumentan de tamaño (edema), como signo de inflamación. Esa inflamación es causada por el acúmulo de bacterias, que se adhieren sobre los cuellos dentarios favorecidas por una dieta rica en azucares, esto desencadena en la aparición de gingivitis cuyo signo de alarma inicial, es el sangrado durante el cepillado.

Si la gingivitis no se trata convenientemente, la enfermedad puede avanzar en silencio, afectando el hueso y tejido de sostén de las piezas dentarias, llamada enfermedad periodontal que es la principal causa de pérdida de dientes, el paciente puede notar la movilidad de las piezas y posteriormente la perdida de ellas.

Recomendaciones para mantener las encías sanas:

• Cepilla tus dientes después de cada comida y en especial antes de dormir. Si no, no eliminamos la placa bacteriana.
• Se aconseja el uso del hilo dental, entre los dientes, ya que se acumulan restos de alimentos y bacterias que no se pueden remover sólo con el cepillo.
• Evitar el exceso de dulces y gaseosas.
• Consumir frutas, verduras y lácteos.
• Consulta al odontólogo 1(una) vez al año como mínimo en adultos y 2 (dos) veces al año en niños.

Mitos:

¿Es normal que sangren las encías?
NO. Las encías sanas no deben sangrar, si lo hacen puede ser debido a inflamación, las cuales deben ser tratadas.

¿Los fumadores están protegidos de la Enfermedad Periodontal?
NO. Los fumadores tiene 3 veces más riesgo de sufrir periodontitis y de que su evolución sea más rápida.