Enfermedad Celíaca

Síntomas y tratamiento.

¿Qué es?

Es una enfermedad crónica, inmunomediada, sistémica, precipitada por la ingestión de proteínas tóxicas del trigo, avena, cebada y centeno, comúnmente llamadas gluten, que afectan al intestino delgado en individuos genéticamente predispuestos.

¿Cuál es su prevalencia?

Hoy en día se la considera la enfermedad intestinal crónica más frecuente, se estima que en el país cada 100 personas hay 1 celíaco. Y se considera que por cada paciente diagnosticado existen 8 que aún lo desconocen.

¿Cómo se presenta? ¿Cuáles son sus síntomas?

En niños y adolescentes los síntomas más comunes son:

  • Vómitos
  • Nauseas
  • Cansancio
  • Irritabilidad
  • Retraso en el crecimiento
  • Panza hinchada
  • Anemia
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Alergias en la piel

En adultos los síntomas más comunes son:

  • Diarrea
  • Panza hinchada
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso
  • Anemia

Síntomas menos clásicos:

  • Aftas orales
  • Trastornos del esmalte dental
  • Caída de cabello, uñas quebradizas
  • Abortos a repetición, Menarca tardía, menopausia precoz
  • Parestesias, tetania, calambres
  • Osteoporosis y Fracturas óseas con traumas mínimos
  • Cefalea, depresión
  • Convulsiones con calcificaciones occipitales
  • Ataxia

Forma asintomática:
Esta forma clínica corresponde a individuos que no presentan signos o síntomas y que han sido identificados a través de estudios de rastreo (serología específica) realizados en grupos de riesgo, en la población general o por hallazgos endoscópicos. Este comportamiento es más frecuente en familiares de celíacos de primer orden, en quienes la enfermedad puede cursar durante años como asintomática.

¿Cómo se diagnostica?

Se llega a un correcto diagnóstico por la búsqueda de anticuerpos en sangre y por el estudio de las vellosidades intestinales, ambos interpretados por un Médico/a experto/a.

Fundamental: que el paciente esté consumiendo gluten al momento de ser estudiado para el diagnóstico.

En un ambiente con alta disponibilidad de recursos diagnósticos, la biopsia intestinal junto a una serología positiva representa el patrón determinante para realizar el diagnóstico de la enfermedad. La Enfermedad Celíaca presenta un importante componente genético, y también factores ambientales e inmunológicos determinan su desarrollo.

Serología:

  • Anticuerpos anti-transglutaminasa tisular (a-tTG) IgA: Es la primera herramienta diagnóstica y habitualmente suficiente.
  • Anticuerpos Anti Gliadina Desaminados IgG son útiles ante Inmunodeficiencia de IgA y en pacientes niños o adultos sintomáticos con atTG IgA negativa.
  • Anticuerpos antiendomisio (EMA) IgA: Refuerza diagnóstico en pacientes con títulos no concluyentes de a-tTG IgA.
  • Anticuerpos antigliadina IgA e IgG clásicos NO son recomendados para el diagnóstico de la EC.

Histología:

La lesión intestinal se determina a través de la toma de biopsias obtenidas por video-endoscopía digestiva alta. Para el diagnóstico son necesarias dos muestras de la mucosa del bulbo duodenal y cuatro muestras de la mucosa de la segunda porción del duodeno.

Tener en cuenta que es imprescindible contar con biopsias de buena calidad tanto en número como orientación y procesamiento. Se pueden cometer errores diagnósticos con biopsias insuficientes o mal procesadas además de los inherentes a la falta de especificidad del cuadro histológico.

¿Cuál es su tratamiento?

El único tratamiento científicamente probado es la estricta adherencia para toda la vida a una dieta libre de gluten (DLG), compuesta por alimentos libres de gluten (ALG).

Según el Código Alimentario Argentino: “Se entiende por ALG el que está preparado únicamente con ingredientes que por su origen natural y por la aplicación de buenas prácticas de elaboración —que impidan la contaminación cruzada— no contiene prolaminas procedentes del trigo, de todas las especies de Triticum, como la escaña común (Triticum spelta L.), kamut (Triticum polonicum L.), de trigo duro, centeno, cebada, avena ni de sus variedades cruzadas."

Es importante tener en cuenta que mínimas cantidades de gluten ingeridas, ya sean voluntarias o involuntarias provocan daño intestinal. Por eso, es fundamental el asesoramiento alimentario por un/a Nutricionista experto/a, dando estrategias al paciente celíaco para optimizar su calidad de vida.

Por encima de todo, lo fundamental es que posea cantidad y calidad de información para autogestionar el día a día de su DLG, con estricta adherencia al tratamiento.

Pacientes adultos: