Diabetes en marco del Coronavirus Covid-19

El Programa de Prevención y Asistencia de la Diabetes tiene por objetivo promover y prevenir la aparición de la diabetes, concientizar a la población y capacitar al equipo de salud.

¿Cómo cuidarme si tengo una enfermedad crónica no transmisible?

Es fundamental que las personas con diabetes, hipertensión, enfermedades coronarias, respiratorias, o con algun tipo de cáncer, permanezcan dentro de sus hogares cumpliendo el aislamiento social preventivo, lleven adelante los cuidados en la alimentación cotidiana, realicen actividad física y mantengan la continuidad de su medicación.

La presencia de estas enfermedades crónicas preexistentes como así también la presencia de obesidad son factores de riesgo que pueden agravar la evolución de la enfermedad por COVID-19.

DIABETES MELLITUS

Para las personas con diabetes es muy importante mantener una higiene estricta siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud para minimizar las posibilidades de contagio del virus, así como también un adecuado control de la glucemia para prevenir complicaciones.

El riesgo que tiene una persona con diabetes de contraer la infección que causa el Covid-19 es el mismo que el de la población general, pero si se contrae la infección su gravedad y evolución puede ser diferente, según la edad, grado de control de la diabetes, presencia de complicaciones crónicas u otras patologías.

Si tenés diabetes o conoces a alguien que tenga recordá que es importante seguir con las siguientes recomendaciones:

1) Continuar con el tratamiento indicado y realizar el automonitoreo de la glucemia

  • Las personas con Diabetes Mellitus tipo 1 o Diabetes Mellitus tipo 2 que estén en tratamiento con insulina y/o hipoglucemiantes orales no deben interrumpirlo ni modificarlo sin previa consulta con su profesional tratante.
  • El control estricto de la glucosa es clave; aumentar la frecuencia de controles de glucosa y, si es necesario, el de cuerpos cetónicos.
  • Es importante prever que contamos con los elementos necesarios para el control de la diabetes (stock de medicamentos e insumos) para un tiempo aproximado de 30 días. Si te falta algo ponete en contacto con tu centro de salud y evitá desplazamientos innecesarios.

2) Mantener una alimentación saludable

Fortalecer las defensas con una alimentación completa y variada:

  • Mantener un peso saludable, evitar aumentar de peso durante este periodo de aislamiento.
  • Preferir alimentos frescos: frutas, verduras frescas; carnes, huevos; leche, yogur y quesos descremados. Incorporar legumbres a las preparaciones.
  • Consumir aceite preferentemente crudo, y sal con moderación.
  • Aprovechar la oportunidad de cocinar en casa preparaciones saludables.

Mantener una buena hidratación:

  • Tomar 1 ½ a 2 litros de agua segura, 8 vasos, como fuente principal de hidratación.
  • Pueden incluirse infusiones como mate (individual), té o mate cocido, caldos caseros de verdura o carne desgrasados.

Evitar:

  • Azúcar en infusiones y preparaciones.
  • Bebidas azucaradas o edulcoradas artificialmente (gaseosas, jugos artificiales, aguas saborizadas).
  • Alimentos ultraprocesados (comidas preelaboradas, productos de copetín, fiambres, embutidos, sopas instantáneas, galletitas dulces, entre otros).
  • Bebidas con alcohol.

Al manipular alimentos:

  • Lavarse las manos regularmente con agua y jabón o utilizando soluciones a base de alcohol.
  • Higienizar y sanitizar los productos envasados con alcohol al 70% con un pulverizador y/o con agua-lavandina (2 cucharas soperas en 1 litro de agua). Para más información entra en www.buenosaires.gob.ar/coronavirus/aprende-cuidarte/como-limpiar-y-desinfectar.
  • Lavar y pelar frutas y verduras. Sumergirlas en una fuente o en la bacha con una cucharada de té de lavandina en 2 litros de agua. Dejar reposar 20 minutos y enjuagar bien antes de consumir.
  • Cocinar bien la carne.
  • No toser ni estornudar sobre los alimentos.

3) Realizar 30 minutos de actividad fisica diaria, de intensidad moderada o vigorosa y evitar el sedentarismo

Estar en casa lleva consigo diferentes complicaciones, cambios de rutina, alimentación y un mayor sedentarismo. La práctica regular de actividad física es un hábito saludable para todas las personas, pero es especialmente recomendable para las personas con diabetes ya que:

  • Favorece el buen control metabólico de su enfermedad
  • Aumenta el consumo de glucosa por el músculo que la utiliza como combustible durante el ejercicio
  • Disminuye la concentración basal y postprandial (luego de las comidas) de glucosa e insulina
  • Aumenta el gasto energético; se favorece el descenso de peso si se acompaña con una alimentación adecuada
  • Mantiene y aumenta la masa muscular
  • Mejora la función del aparato cardiovascular; se controla la tensión arterial
  • Se normalizan los valores de lípidos en sangre (colesterol y triglicéridos)
  • Mejora la acción de la insulina
  • Aumenta la densidad ósea y en mujeres con Diabetes, además, previene la osteoporosis
  • Aumenta la fuerza y la elasticidad muscular; nos ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar complicaciones
  • Se reduce el estrés, da sensación de bienestar y mejora la calidad de vida

Recomendamos:

Mantenerse activo y no pasar mucho tiempo sentado o acostado, cualquier actividad es mejor que ninguna, aunque sea de intensidad ligera como ponerse de pie y movilizar las articulaciones o caminar por la casa.

La mejor manera es acumular sesiones de 10 minutos de duración como mínimo si no estamos acostumbrados a realizar ejercicio físico, hasta completar 30 minutos diarios para los adultos y 60 minutos diarios para los niños y adolescentes. Luego ir aumentando progresivamente el tiempo y la intensidad de acuerdo a nuestra aptitud física para no ocasionar molestias o lesiones.

El tipo de ejercicio recomendado es principalmente el aeróbico (caminar, bailar, utilizar bicicleta fija, etc) y el de fortalecimiento muscular (utilizar el propio peso corporal y si no tenemos elementos específicos para la AF usar lo que tenemos en casa como botellas con agua, paquetes de alimentos o latas de conserva).

Para tener en cuenta:

  • Antes de iniciar una rutina de actividad física contar con ropa y calzado adecuado y confortable.
  • Hidratarse antes, durante y después de la actividad física.
  • Para comenzar a ejercitarte, realizá un precalentamiento de 10-15 min activando grandes grupos musculares.
  • Hacer ejercicio de manera progresiva, siempre pasando de una menor a una mayor intensidad, acorde a nuestra condición física.
  • Al finalizar la actividad, es importante hacer un estiramiento de los músculos manteniendo la posición durante 30 segundos para evitar molestias y/o lesiones.

Precauciones si usas insulina:

  • Comprobá el nivel de glucemia antes/ durante y después del ejercicio.
  • Si notas signos de hipoglucemia, detené la actividad y consumi inmediatamente un jugo de frutas o un vaso de agua con 3 cucharaditas de azúcar.
  • Con valores menores a 70 mg/dl sería imprescindible no comenzar la actividad física y comer algo antes de empezar. Con valores mayores a 250 no hacer actividad física.

4) Vacunación Antigripal y antineumocócicas

En el marco de la pandemia de COVID-19, las personas de 65 años y más, personal de salud y el resto de quienes pertenecen a los grupos de riesgo deben aplicarse la vacuna contra la gripe y las vacunas antineumocócicas como medida especial de cuidado.

Estas vacunas protegen de otras patologías respiratorias que también debilitan a las personas y que muchas veces requieren cuidados especiales y hospitalización. En estos momentos, es necesario minimizar las posibilidades de una internación o de un cuadro grave que requiera hospitalización. Conocé el cronograma de vacunación y acercate a la posta mas cercana a tu domicilio: www.buenosaires.gob.ar/salud/programasdesalud/vacunas-e-inmunizacion/vacunacion-antigripal,

Consultas:
Llamar al 147 o comunicarse al correo electrónico inmunizaciones@buenosaires.gob.ar.

5) Seguir los consejos de autocuidado respecto a los cuidados del pie, para prevenir el pie diabético; la higiene, el cuidado de las uñas, y el calzado entre otros

  • Se sugiere que la inspección diaria de los pies sea realizada observando el dorso, la planta y los espacios interdigitales con un espejo en búsqueda de lesiones entre los dedos, cambios de color, hinchazón, ampollas, callos, durezas, cambios en la cantidad de vello en las piernas, inflamación, quemaduras o ulceraciones. Ante la presencia de alguno de éstos signos consulte al equipo de salud.

Items para no olvidar:

  • Adecuar medicación
  • Evitar el sedentarismo
  • Ventilar los ambientes con regularidad para permitir el recambio de aire
  • Es muy importante la posibilidad de tomar sol: 15‘ diarios en el patio, balcón o acercándote a una ventana
  • Consumir una Alimentación saludable y adecuada
  • En la medida de lo posible, delegar la realización de mandados o compra de medicamentos a personas de confianza o de tu entorno familiar que no pertenezcan a los grupos de riesgo