Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Se celebró la Campaña nacional de detección del glaucoma

Los hospitales públicos porteños se sumaron con distintas actividades este viernes. Se efectuaron controles gratuitos de presión intraocular y exámenes de la papila del nervio óptico.

Jueves 14 de marzo de 2019

Este viernes 15 de marzo del 2019 se desarrolló la Campaña Nacional de Detección del Glaucoma, día en que finaliza la Semana Mundial del Glaucoma, impulsada por la World Glaucoma Association.

El glaucoma es la principal causa de ceguera no reversible en todo el mundo. Es una enfermedad del ojo que deteriora paulatinamente la vista sin presentar síntomas.

Durante la campaña, se efectuaron controles gratuitos de presión intraocular y exámenes de la papila del nervio óptico a todos los pacientes que se presentaron a los centros de atención ubicados en todo el país.

De los Hospitales porteños participaron el Dr. Pedro Lagleyze, Santa Lucía, Dr. C. Durand, Dr. J. A. Fernández, J. M. Penna, Dr. E. Tornú, y A. Zubizarreta.

Los objetivos de la campaña fueron:

  • Detectar personas con alteraciones compatibles con glaucoma.
  • Derivarlas a su oftalmólogo o a su médico de cabecera.
  • Registrar los datos obtenidos, posibilitando un ulterior análisis estadístico.

Organizó el Consejo Argentino de Oftalmología junto con la Asociación Argentina de Glaucoma y la Fundación para la Investigación del Glaucoma.

Qué es el glaucoma

El glaucoma es una enfermedad de los ojos que genera daños irreversibles en la vista. Es peligroso porque no suele presentar síntomas en sus comienzos. Por esta razón, se lo suele llamar “el ladrón sigiloso de la visión”.

Dentro del ojo hay un líquido transparente que se genera y se elimina constantemente. A veces, por distintas razones, la salida de ese líquido por sus canales naturales se obstruye, lo que aumenta la presión dentro del ojo. Esta presión intraocular alta comprime el nervio óptico y los pequeños vasos sanguíneos que lo nutren, produciendo daños paulatinos pero irreversibles.

El examen de detección del glaucoma es rápido e indoloro. El oftalmólogo revisa a sus pacientes con diferentes aparatos para observar el fondo de sus ojos y tomar su presión intraocular. En caso de detectar posibles síntomas de glaucoma (presión intraocular alta o algún daño en el fondo de ojo), el oftalmólogo realizará otros estudios para evaluar la necesidad de iniciar un tratamiento.

Estos estudios forman parte de la consulta habitual.

Si bien la pérdida de visión ocasionada por el glaucoma no se puede recuperar, su progreso se puede detener mediante gotas que reducen la presión en el ojo. Los pacientes con glaucoma deben aplicarse gotas oftálmicas todos los días y hacerse controles periódicos con su oculista.

Es importante destacar que el glaucoma no tratado lleva a la ceguera en forma irreversible.

Quiénes deben cuidarse del glaucoma

El glaucoma puede afectar a cualquier persona. Sin embargo, si usted presenta alguna de estas características, es ideal que esté más atento:

  • Personas mayores de 40 años.
  • Personas con familiares directos que padecen glaucoma (padres, hermanos, abuelos).
  • Personas que han sufrido traumatismos en los ojos.
  • Personas que usan corticoides (en cualquier formato).

El glaucoma en números

El glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo. Se estima que existen 4,5 millones de personas ciegas a causa del glaucoma. En la Argentina, lo padecen más de un millón de personas. Esta patología prevalece en más del 3% de la población de mayores de 40 años y del 7% en mayores de 75 años.

Sobre medios en la Ciudad