Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La Ciudad de Buenos Aires visibiliza el Día Nacional por una Argentina sin Chagas

En el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires funciona la Red de Chagas, integrada a los Hospitales públicos, centros de atención primaria y a la comunidad científica. Este 26 de agosto, con el fin de concientizar sobre la prevención y cuidado de la enfermedad, se iluminarán distintos edificios públicos de color naranja.

Viernes 26 de agosto de 2022

El Día Nacional por una Argentina sin Chagas se conmemora todos los últimos viernes del mes de agosto, por iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación y la adhesión de las provincias.

En este sentido, con el fin de brindar una atención integral a los vecinos sobre esta enfermedad, en la Ciudad de Buenos Aires funciona, desde 2001, la Red de Chagas, integrada a los distintos niveles de atención de salud, y a la comunidad científica. Este año se tomó la iniciativa de iluminar la Floralis Genérica, la Usina del Arte y el Palacio Lezama de color naranja como signo de visibilización de esta enfermedad.

La enfermedad del Chagas es producida por un parásito denominado trypanosoma cruzi, y se estima que en Argentina hay alrededor de 1.400.000 personas infectadas, y sólo el 30% aproximadamente pueden presentar cuadros cardíacos o digestivos con el correr del tiempo, por lo tanto deben ser controlados para detectar las complicaciones a la brevedad.

En los últimos años, la patología dejó de ser exclusivamente una enfermedad rural, cuyo agente transmisor es la vinchuca (Triatoma infestans), para convertirse, también, en una enfermedad urbana. Esto se dio como consecuencia de la migración de personas afectadas por Chagas desde zonas endémicas a las grandes ciudades.

La vía de trasmisión más frecuente en las urbes es la perinatal, es decir madres con Chagas que transmiten la infección a su bebe, durante el embarazo o el parto.

En este sentido, el Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cuenta desde el año 2001 con la Red de Chagas, que está integrada por centros de asistencia (hospitalarios polivalentes y monovalentes que integran el Sistema de Salud pertenecientes al MSAL, como así también distintos Centros de Atención primaria que han comenzado a incorporarse gradualmente), investigación y docencia, laboratorios, bancos de sangre y sectores de la comunidad científica y universitaria.

Actualmente, en la Ciudad de Buenos Aires no se registra presencia alguna de vectores infectados.

Juan Carlos Abuín, coordinador de la Red de Chagas de la Ciudad, explica que “la red tiene como objetivo principal brindar una atención integral al vecino sobre la Enfermedad de Chagas-Mazza”.

Y agrega: “Los hospitales que integran el sistema de salud del Ministerio cuenta con referentes en esta enfermedad que participan, no solo a la atención de los afectados, si no a la pesquisa de nuevos casos. Las recomendaciones nacionales de tratamiento antiparasitario demostraron gran efectividad para la curación de esta enfermedad en los cuadros agudos, niños y adolescentes, como así también en mujeres en edad fértil siendo este otro de los principales objetivos de la Red.”

El Programa y la Red de Chagas fueron incorporados a la Mesa de Gestión de trasmisión vertical en estos últimos años. Desde luego, a través de sus referentes, participan en el control y denuncias en el sistema de vigilancia de los casos de transmisión vertical con el compromiso de brindarles tratamiento a estos pacientes. Esto se realiza mediante la detección y entrega gratuita de la medicación correspondiente.

Los principales objetivos orientados a modificar la evolución de la enfermedad y manejar el Chagas urbano son los siguientes:

  • Implementar educación comunitaria dirigida hacia pacientes familiares y equipo de Salud.
  • Disminuir la morbimortalidad y los costos de la enfermedad.
  • Organizar un sistema de registros y control de tratamientos e impacto.
  • Promover la investigación científico-clínica y preventiva de esta patología.
  • Detectar la infección en forma temprana, especialmente en sujetos de riesgo.
  • Asegurar el tratamiento y seguimiento de los casos detectados.

En este marco, el día martes 23 de agosto, en el Hospital de Infecciosas Francisco Javier Muñiz, se llevó adelante una actividad en conjunto con el Grupo Vivir con Chagas, integrado especialmente por pacientes seroreactivos a Chagas, el departamento de enfermería a cargo de la Lic. Sandra Gagliardo, Sección Zoopatología Médica y distintas autoridades del Hospital. Del encuentro también participó Abuín, en representación de la Red de Chagas CABA.

Por su parte, el Dr. Ignacio Maglio, abogado y Jefe Dpto. Riesgo Médico Legal Htal. F. J. Muñiz, se refirió a los aspectos legales que avalan la atención integral de esta patología. Y los pacientes hicieron referencia a sus experiencias personales en relación con la misma.

La conmemoración por el Día Nacional por una Argentina sin Chagas fue establecida por ley el 02 de julio de 2014, y luego promulgada como Ley Nacional 26.945 el 07 de agosto del mismo año. Esta conmemoración tiene por objetivo “promover la participación y el compromiso comunitarios, a partir del trabajo conjunto entre la comunidad científica, sanitaria, escolar y la comunidad en general, para desnaturalizar la enfermedad de Chagas, tomar conciencia acerca de la problemática y romper el silencio que la rodea”.

La elección del último viernes del mes de agosto se debe a que durante la época estival se registra una mayor actividad y reproducción del agente transmisor de la enfermedad, la vinchuca; lo que puede llegar a producir un aumento de la densidad poblacional de este vector en las viviendas.

La resolución no significa la erradicación de la afección, teniendo en cuenta de que se trata de una enfermedad endémica, sino que indica que las acciones emprendidas por las autoridades sanitarias deben contribuir a frenar el avance y a detener el contagio por la picadura de la vinchuca.

Sobre medios en la Ciudad