Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

En la Ciudad se iluminaron edificios públicos de color naranja para concientizar sobre el Día Mundial de la Seguridad del Paciente

La iniciativa se llevó adelante la madrugada del 17 de septiembre hasta el final del día, tanto en hospitales como en monumentos porteños. El lema de la campaña de este año fue “Medicación sin daño”.

Lunes 19 de septiembre de 2022

En apoyo al Día Mundial de la Seguridad del Paciente, establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Salud junto al Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad, el sábado 17 de septiembre iluminaron, de color naranja, algunos monumentos y Hospitales de la Ciudad desde la madrugada hasta el final del día.

Según lo establecido por la OMS, los objetivos de esta fecha hacen referencia a “despertar una mayor concienciación y participación de la sociedad, ampliar los conocimientos en todo el mundo y fomentar la solidaridad y la adopción de medidas para promover la seguridad del paciente”.

En esta ocasión el tema elegido para concientizar fue: “La Seguridad de los Medicamentos” bajo el lema: “Medicación sin daño”, ya que dentro de las acciones que comprende la Seguridad del Paciente, la Farmacovigilancia cumple un rol central, como una práctica regulada con normas que detectan, evalúan y previenen posibles riesgos derivados del uso de los medicamentos.

Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, Hospital de Rehabilitación Respiratoria M. Ferrer y Hospital General de Agudos Dr. J. A. Fernandez iluminados de color naranja en apoyo al Día Mundial de la Seguridad del Paciente

“Los daños causados por la medicación representan el 50% del total de los daños evitables en la atención médica. Si se evitan los errores de medicación, pueden ahorrarse US$ 42.000 millones del gasto sanitario total en todo el mundo”, destacan desde la OMS.

Y afirman: “Todas las personas del mundo tomarán, en algún momento de su vida, medicamentos para prevenir o tratar enfermedades. Sin embargo, los medicamentos a veces causan daños graves si se almacenan, prescriben, dispensan o administran indebidamente o si se controlan de forma insuficiente”.

En este sentido, los monumentos que se iluminaron de naranja, desde la madrugada hasta el final del día 17 de septiembre, fueron el Obelisco, (excepto por la interrupción entre 19 y 22 hs por el festival de tango), el Puente de la Mujer, el Monumento a los Españoles, el Monumento de Plaza Congreso, la Floralis, la Torre Monumental, la Usina del Arte, el Palacio Lezama, y el Planetario. Además, se sumaron a esta iniciativa los Hospitales de la Ciudad de Buenos Aires.

Hospital Materno Infantil R. Sarda, Hospital General de Agudos D. Vélez Sarsfield y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica (I.R.E.P.) iluminados de color naranja en apoyo al Día Mundial de la Seguridad del Paciente

Día Mundial de la Seguridad del Paciente

Esta fecha se estableció en 2019 con el objetivo de “dar a conocer las cuestiones conexas en todo el mundo, fomentar la colaboración de la población en la seguridad de la atención de salud y promover las acciones mundiales para mejorar la seguridad de los pacientes y reducir los daños que puedan afectarles”.

En años anteriores los lemas hacían referencia a la atención segura de la madre y el recién nacido (2021) y a la seguridad del personal sanitario (2020). Mientras que, en 2019 se celebró el primer día a nivel mundial y se instó a los ciudadanos a demostrar su compromiso con la causa.

Objetivos del Día Mundial de la Seguridad del Paciente de 2022:

  • Aumentar la concienciación mundial sobre la elevada carga de daños relacionados con los medicamentos debido a errores de medicación y prácticas inseguras, y abogar por la adopción de medidas urgentes encaminadas a mejorar la seguridad de la medicación.

  • Implicar a las principales partes interesadas y a los asociados en los esfuerzos para prevenir los errores de medicación y reducir los daños relacionados.

  • Empoderar a pacientes y familiares para que participen activamente en el uso seguro de los medicamentos.

  • Ampliar la aplicación del Reto Mundial por la Seguridad del Paciente: Medicación sin daño.

Sobre medios en la Ciudad