Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

En estas fiestas evitemos la pirotecnia

Ante la proximidad de los festejos por Navidad y Año Nuevo recomendamos evitar el uso de pirotecnia debido a los riesgos de accidentes que conllevan siempre. Cuáles son las principales recomendaciones que tienen que tener en cuenta las familias.

Lunes 30 de diciembre de 2019

El Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires recomienda, ante la proximidad de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, evitar el uso de pirotecnia debido a los riesgos de accidentes que conllevan siempre.

Los efectos térmicos y cinéticos de la pirotecnia pueden producir incendios, quemaduras y/o mutilaciones, generando secuelas psicológicas y físicas y, en algunas oportunidades, puede poner en riesgo la vida.

Los niños no deben comprar ni usar pirotecnia.

De las lesiones producidas durante las festividades de fin de año:

  • El 70 % son causadas por mala manipulación de elementos de pirotecnia

  • El 15% por corchos de bebidas espumantes, que impactan en el ojo y se produce hipema. Es una lesión ocular grave, el ojo se llena de sangre y se obstruye la pupila.

  • El 15% por violencia social (riñas, heridas por armas blancas, armas de fuego y balas perdidas), accidentes de tránsito, excesos de ingesta de alcohol, consumo de sustancias tóxicas.

El grupo de mayor riesgo de lesionarse es de 6 a 12 años. El 70% de los pacientes son menores de 20 años y el 45 % son menores de 15 años. Se accidentan más los varones, 4:1 con respecto a las mujeres, pero ellas también se lesionan por ser espectadoras.

Siempre hay que tener en cuenta estas recomendaciones:

  • La pirotecnia autorizada, en caso de usarla, debe tener la leyenda “Autorizado por el ANMaC (ex RENAR)” y la inscripción del número de registro que corresponde y datos del fabricante o importador del artefacto.
  • Debe manejarse en lugares abiertos, lejos de edificios, y no guardarla en los bolsillos ni arrojarla contra muros, cajas de luz o de gas.
  • Debe mantenerse en el piso, nunca en las manos ni dentro de botellas o latas.
  • Cuando un producto no explota, no debe tocarse aunque la mecha parezca apagada. Hay que apagarlo con abundante agua y mantenerse lejos.
  • No dejar los artículos al sol o próximo a fuentes de calor.
  • No manejar fuegos artificiales si ha bebido alcohol.
  • Las chispas pueden prender fuego las ropas y además causar heridas graves en los ojos.
  • Si un petardo tiene mecha corta, es muy peligrosa, porque no da tiempo a encenderla y alejarse.
  • Las lesiones en general son relativamente leves, pero también producen traumatismos severos.
  • No se deben arrojar aerosoles al fuego.

En caso de emergencias concurri al hospital más cercano o llamar al SAME (107)

En relación al momento de abrir las bebidas se aconseja:

  • Cubrir el corcho con un paño o tolla al quitar la traba de seguridad y al destapar la bebida.
  • Evitar agitar las bebidas espumantes en el momento de destaparlas.
  • No mirar directamente la botella cuando se destapa, ni apuntarlas a otras personas.
  • Recordar que sacar corchos inadecuadamente puede producir ceguera.

Con respecto a la pirotecnia y los animales de compañia:

  • Aislar lo más posible a los animales de compañía a los efectos de, dada su gran sensibilidad auditiva, evitarles un estado de descontrol que provoque que los mismos intenten escapar del lugar.
  • Aislarlos en un lugar fresco (por ejemplo, un sótano) y en lo posible colocarle tapones en los oídos.
  • Evitar el uso de tranquilizantes no indicados por un profesional Médico Veterinario, dado que algunos pueden producir un efecto inverso al deseado.

Direcciones para tener en cuenta:

Sobre medios en la Ciudad