Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

El tabaquismo es un factor de riesgo para todas las enfermedades

Existe evidencia reciente donde se observa que los fumadores tienen mayor riesgo de contraer el coronavirus. El Programa de Prevención y Control del Tabaquismo de la Ciudad está orientado a disminuir la prevalencia de tabaquismo, para eso trabaja en la promoción de un estilo de vida más sano. Acercate a nuestros hospitales y establecimientos de salud.

Martes 1 de junio de 2021

Es importante tener en cuenta que las personas que fuman tienen mayor riesgo de padecer infecciones respiratorias agudas, incluyendo bronquitis, influenza, tuberculosis, entre otras.

Listado de hospitales y establecimientos de salud con servicios gratuitos para dejar de fumar

El fumar aumenta la incidencia, duración y severidad de las infecciones respiratorias y también aumenta el riesgo de neumonía. Esto no solo ocurre en el tabaquismo activo, sino también en el tabaquismo pasivo (exposición involuntaria al humo del tabaco), por este motivo, es recomendable no fumar con otras personas presentes o mantener una distancia mayor, sobre todo si se está en un ambiente cerrado.

La evidencia que surge sostiene que los fumadores son más propensos a tener complicaciones por el COVID -19 ya que el fumar compromete el sistema inmune.

El tabaquismo es un factor de riesgo para todas las enfermedades que han sido asociadas con un mayor riesgo de evolución desfavorable por COVID-19, como cáncer de pulmón, EPOC, enfermedades respiratorias, entre otras.

Programa de Prevención y Control del Tabaquismo

En estos momentos de aislamiento social, preventivo y obligatorio pueden aparecer diversos sentimientos que potencien las ganas de fumar (ansiedad, irritabilidad, miedo, nervios, etc.).

Es importante recordar que la nicotina es perjudicial para la salud y que todo momento es bueno para dejar de fumar.

Sigamos las siguientes recomendaciones para cuidar nuestra salud:

  • Una dieta equilibrada evitando alimentos dulces o muy condimentados que puedan provocar mayor deseo de fumar.
  • Tener a disposición una botella de agua y beber periódicamente.
  • Evitar bebidas asociadas con el tabaco – café, alcohol, gaseosas, etc.
  • Mantener al alcance sustitutos para calmar la ansiedad tales como zanahoria, pepino, manzana, apio, pasas, chicles y/o caramelos sin azúcar.
  • Hacer ejercicio físico. El ejercicio puede mejorar tu estado de ánimo, aliviar tensiones y es beneficioso para el organismo en general.
  • Mantener rutinas y dormir lo suficiente.
  • Generar espacios 100% libres de humo es importante para tu salud y la de quienes te rodean. ¿Sabías que el humo de tabaco queda en tu casa por 14 días, aunque ventiles?.

Si volviste a encender un cigarrillo, no te desanimes. Podés volver a intentarlo. Siempre es bueno recordar las razones por las que decidiste dejar de fumar y ser paciente con uno mismo, dejar de fumar es un proceso que lleva tiempo.

Recordá que el cigarrillo electrónico no es una herramienta para dejar de fumar y está prohibido (Disposición ANMAT Nro. 3226/2011)

Tengamos en cuenta que estamos transitando un proceso emocionalmente complejo y cada persona se adapta a la situación de acuerdo a sus propios recursos.

Si sentis que la situación te supera, podés contactarte con algún profesional de la salud. Es importante que busques ayuda para atender tus necesidades de salud física y mental.

Si sos o fuiste fumador te recomendamos vacunarte contra la gripe y la neumonía. Conocé el cronograma de vacunación y acercate a la posta más cercana a tu domicilio

Consultas:

Llamar al 147 o comunicarse al correo electrónico inmunizaciones@buenosaires.gob.ar

Sobre medios en la Ciudad