Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Taxistas, los conductores de la solidaridad en tiempos de Pandemia

Se convirtieron en uno de los tantos protagonistas que están participando del operativo para trasladar pacientes leves de COVID-19 desde Centros de Salud o Unidades Febriles de Urgencia hacia los hoteles asignados para su aislamiento o recuperación.

Lunes 1 de junio de 2020

En el contexto de la Pandemia, los conductores de taxis se convirtieron en uno de los tantos protagonistas que están participando del operativo para trasladar pacientes leves de COVID-19 desde centros de salud o Unidades Febriles de Urgencia (UFU) hacia los hoteles asignados para su aislamiento o recuperación.

Éste servicio comenzó a funcionar en Abril para hacerle frente a la Pandemia y es coordinado por la Secretaría de Transporte y Obras públicas y el Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Para poder sumarse al servicio, los choferes deben ser menores de 50 años y firmar una declaración jurada, manifestando no contar con enfermedades pre-existentes ni ellos, ni las personas con las que conviven.

Asimismo, reciben una capacitación y sus vehículos son intervenidos por un sistema de aislamiento interior total que se realiza en base a los protocolos correspondientes para evitar el contacto entre el conductor y el pasajero. Rodrigo Bianchi, taxista de Capital Federal, cuenta que además cada uno trata de tomar todas las precauciones posibles: siempre cuentan con alcohol en gel y barbijo.

Rodrigo Bianchi, un conductor de uno de la flota de taxis, explicó que, posterioremente a los viajes, les realizan una desinfección total. Cada uno de ellos, tiene asignada una UFU y un lavadero; mientras que los hoteles a los que son dirigidos los pacientes pueden variar según corresponda.

Durante los traslados, se activa un operativo que es monitoreado mediante un sistema interno:

  1. Personal del GCBA dispara el operativo de traslado (mediante el sistema) y acompaña al paciente al taxi aislado que espera en la puerta de la UFU
  2. El taxi aislado lleva al paciente al hotel asignado
  3. A través del sistema, desde el hotel monitorean el viaje, y activan el protocolo para recibir al taxi y al paciente
  4. El taxi se dirige al lavadero para su correcta desinfección
  5. Luego vuelve a la UFU.

En promedio, se están realizando más de 100 viajes por día. Por último, Rodrigo Bianchi explica que "participar de estos traslados es algo lindo porque están aportando un granito de arena en esta situación que es complicada para todos. El miedo está presente, pero, tratan de ayudar para que salgamos todo de esta situación lo más rápido posible".

Sobre medios en la Ciudad