Resultados

Al suministrarse gas hidroxi a través de la entrada de aire del motor, éste se mezcla con el combustible fósil, provocando un aumento en la potencia de la combustión y una gran mejora en la quema del combustible. Es decir, el gas oxhídrico funciona como un catalizador de la combustión. El hidrógeno, al ser explosivo, aumenta la potencia de la explosión dentro de la cámara de pistones del motor. Por otra parte, la introducción de oxígeno a la cámara mejora la oxidación de los hidrocarburos, reduciendo así la formación de gases como el CO y compuestos de carbonos sin oxidar.

Para realizar la comprobación, en una primera etapa utilizamos un método simple pero eficaz, el cual fue colocar papel de cocina en la salida del escape del motor honda GX 160, y de esa forma visual evaluar la salida de gases. Así pudimos determinar la gran reducción de combustible sin quemar al utilizar nuestros prototipos.

Observamos un aumento del calor en los diseños de tipo dry cell al disponer los electrodos en configuración serie. Esto se solucionó modificando la configuración original por medio de placas neutras. De esta forma, el voltaje necesario para romper la molécula de agua del electrolito fue entre 1.7 y 2 voltios. Al aumentar el voltaje solo se produjo calor, y por consiguiente la generación de vapor junto con el gas generado, obteniéndose de esta forma falsos valores al momento de medir la producción de dicho gas.

Utilizamos un termómetro infrarrojo para la medición de la temperatura de los prototipos. La temperatura alcanzada no superó el límite máximo (45°), por lo que consideramos que los prototipos son eficientes en el manejo de la temperatura.

Para la medición de producción de gas oxhídrico generada por estos electrolizadores, se optó por usar simplemente un cronómetro y una botella con graduaciones, sumergida en un tubo con agua como sello hidráulico, al cual se acopló un conector de gases, y a él la manguera de salida de gases del generador de hidroxi a medir. A medida que éste genera gas oxhídrico, el mismo hace subir el envase plástico por encima del agua.

No es recomendable almacenar el gas generado por los electrolizadores, ya que el producto generado es una combinación muy inflamable y algo inestable. Es de suma importancia utilizar burbujeadores, con los que se limpia el gas generado del electrolito. Además, cumple una función de seguridad, al actuar como barrera o cortafuego en caso de retroceso de alguna flama. No es conveniente usar vidrio para burbujeadores en caso de explosiones, es mejor utilizar materiales blandos o bien resistentes, como tubos de acero inoxidable 316L con 15 mm de espesor, o acrílicos tipo cristal con 10 mm de espesor. Estos deben dejar poco margen para la acumulación de gases en caso de explosiones.

Muchos sistemas de generadores de HHO que se están comercializando en el mercado, operan con demasiados amperes y terminan requiriendo un sistema para enfriar el generador de HHO, por lo que dan falsos valores de rentabilidad.

Cuando se realizan estas experiencias en laboratorios por lo general se utiliza una fuente regulada, y no se conecta directamente a una batería estándar de un automóvil. El sistema eléctrico del vehículo produce desde 12 hasta 14,2 voltios dependiendo sus características de su marca y modelo. El punto es que si el voltaje es alto durante la medición de gas HHO, no proporciona un ejemplo real de lo que puede esperar realmente de la batería al usarlo en un auto.

El punto de congelación del generador de HHO es algo importante a tener en cuenta, especialmente si se usa donde la temperatura desciende bajo cero, como ocurre en el sur de nuestro país. Finalmente, el calor de la electrólisis del hidrógeno descongela el agua. Dependiendo de qué tan congelado esté, variara su tiempo. Si su generador de HHO se congela y no hay espacio suficiente para que el agua se expanda, fácilmente puede romper el contenedor. Si bien la adición de alcohol u otras mezclas anticongelantes a su generador de HHO evita la congelación del mismo, esto cambiará el proceso de electrólisis, y sin duda, la producción de gas HHO.

La calidad de las piezas del generador de gas oxhídrico es muy importante, ya que es el corazón del dispositivo. El acero inoxidable 316L utilizado para ayudar en la electrólisis del agua cuesta alrededor de 40% más que el 302 o 304, pero la diferencia se verá en el tiempo de duración de resistencia a la corrosión.

Realizamos distintas experiencias con el fin de cuantificar los resultados obtenidos. Medimos el ahorro de combustible utilizando el electrolizador, y sin utilizar el mismo. Se logró un ahorro promedio de 15% de combustible al utilizar el dispositivo.

También probamos el tiempo de uso del electrolizador y concluimos que con 1,8L de agua se puede utilizar el dispositivo durante 2,6 días sin parar, antes de que se acabe el agua. Por supuesto, este cálculo fue realizado en condiciones normales de laboratorio y en un marco teórico.

Con diferentes equipamientos, logramos medir la reducción de gases contaminantes y las mejoras en la potencia del motor. La potencia varía según la velocidad y la marcha, pero la mejora ronda el 30% con respecto al auto sin electrolizador. La reducción de CO es uno de los resultados más impresionantes, cerca del 80% de monóxido de carbono se ve reducido al utilizar el dispositivo generador de hidroxi.