Resultados

Con el tratamiento del agua implementado, se logró reducir el desperdicio en 30 veces. Luego de 3 meses de funcionamiento, se pueden observar todos los valores almacenados en la base de datos y se comprueba que se garantiza el control eficiente de la temperatura. Al respecto, se observó que al situar el sensor de la misma en el caño, se obtuvieron ciclos más cortos pero con un menor delta en la temperatura. En contraste, al medir directamente en la pileta, los ciclos eran más largos con una incidencia mucho más relevante en la temperatura. Esto nos permitió determinar que el modelo de ciclos cortos resulta ser el más indicado, ya que así se genera un menor estrés en los animales.

Cambios de temperatura de 2 grados o más en algunas horas, pueden producir dicho estrés y volver a los ejemplares más propensos a contraer enfermedades. Se observó que la oxigenación del agua tiene una gran influencia en la temperatura de la misma. Al oxigenar el agua, observamos que la temperatura baja, y consecuentemente aumenta el consumo energético del termotanque.

Con este modelo, constatamos que no hubo problemas de salud en los animales, ganaron peso de acuerdo a lo previsto (esto fue verificado por personal del Ministerio Nacional de Agricultura).

Pruebas en el prototipo real:

Las pruebas realizadas en la instalación productora han sido amplias y diversas, tanto para poner a prueba la seguridad de la misma a nivel mecánico, como para obtener datos experimentales que nos permitan mejorar nuestros diseños. El prototipo se encuentra controlado con el dispositivo electrónico-informático que nosotros diseñamos y construimos, debidamente calibrado para la situación controlada que pusimos en marcha.

Respecto de los resultados finales, podemos afirmar que han sido muy positivos. Se logró lo que en reiteradas oportunidades se había considerado inviable: la cría de tilapia en la Argentina. Además, este logro se produjo durante la época invernal en la Ciudad de Buenos Aires, donde las temperaturas no son siquiera cercanas a las adecuadas para la cría de esta especie.

Confirmamos que el sistema responde perfecto a los cambios de temperatura que se manifiestan en la pileta, brindando gráficos de largos períodos de tiempo que indican un excelente control de la estabilidad de la temperatura, con un delta térmico de alrededor de 0.1 °C, sin ningún tipo de picos ni anomalías.