Desarrollo

Durante el período de investigación se realizaron diversas consultas a la Licenciada Marcela Alvarez, profesional especializada en acuicultura de la Dirección de Acuicultura y Pesca de la Nación. La funcionaria nos orientó en los aspectos biológicos, la elección de la especie, y nos brindó material para nuestra lectura e investigación. A su vez nos puso en contacto con diferentes productores dentro de la provincia de Buenos Aires, que visitamos durante el período que nos llevó la investigación. Ellos nos permitieron recorrer sus predios de cría, nos relataron sus experiencias personales, y todos ellos se ofrecieron a probar nuestro equipo en sus instalaciones.

Para resolver los problemas presentes en las instalaciones de acuicultura, se decidió implementar una solución consistente en automatizar la planta, realizar las mediciones pertinentes utilizando un microcontrolador, y relevar todos los datos vía USB con una computadora.

A la vez, desarrollamos un software para dicha computadora, que recibe los datos de la estación, los almacena en una base de datos, los gráfica en tiempo real y los sincroniza con un sistema de monitoreo que a través de Internet y telefonía móvil le permite al productor conocer siempre lo que sucede en su instalación, evitando riesgos.

Este sistema de monitoreo cuenta con múltiples servicios. Entre ellos, una página web que en tiempo real informa los valores sensados y le muestra al productor imágenes de la instalación.

También se desarrolló un sistema de reportes vía e-mail, donde se detalla lo que sucede en la instalación y se adjuntan los gráficos de las últimas 24 horas.

Complementando lo dicho, también se desarrolló un SCADA (sistema de control y adquisición de datos), que de forma remota (a través de Internet) permite observar sencillamente y de manera gráfica el estado de los elementos de la estación. En caso que las mediciones realizadas alcancen valores peligrosos para la vida de los animales, el productor no necesita utilizar una computadora para estar al tanto, sino que recibe un mensaje de texto, informándole el problema y como solucionarlo.

Aspecto Electrónico:

El microcontrolador elegido para la aplicación es un PIC 16f874A de la firma Microchip. Fue elegido por la cantidad de pines de I/O y por las múltiples entradas analógicas que ofrece. A su vez la memoria de programa que posee fue importante para asegurar el almacenamiento de todo el código necesario. Todo el programa fue hecho en Assembler, incluidas las rutinas de control de display y las de comunicación RS- 232.

Aspecto Informático:

Durante el desarrollo de la aplicación de escritorio se utilizó Python, por su amplia gama de librerías Open Source disponibles. Esta aplicación se encarga de recibir los datos, y todos ellos son almacenados en una base de datos SQLite. Se la eligió debido a que el programa desarrollado es mono-cliente, por lo que no hay requerimiento de un RDBMS de alta concurrencia. También cuenta la comodidad de poder tener toda la base de datos en un archivo y sin la necesidad de correr otro proceso. Asimismo, fue fundamental su manejo de flujos asincrónicos y librerías para poder realizar gráficos en tiempo real.

La instalación piloto:

Una vez finalizada la proyección, se construyó una instalación piloto en la Ciudad de Buenos Aires, la cual nos permitió observar los problemas del día a día, adaptando el sistema a las necesidades del cultivo real. Las pruebas fueron realizadas sin inconvenientes en un cuarto dispuesto para tal fin, de 4m x 4m. Para garantizar la constante recirculación de agua en la instalación, no se debe instalar una bomba sino dos. De esta forma, cuando se detecta algún problema en el flujo del agua, se cambia automáticamente a la bomba de emergencia y se avisa al productor del problema.