Septiembre 2014

Año 2 / Número 19

Descargar Carta de Noticias Septiembre 2014

“No se consigue nunca lo posible sino se intenta lo imposible una y otra vez…” (Max Weber)

Las actividades académicas de la Procuración General de la Ciudad tienden al perfeccionamiento de los letrados que integran su Cuerpo de Abogados: y esto es fundamental para la defensa concreta del interés público local.

Es que la complejidad de las incumbencias estatales hoy reclama una abogacía pública altamente profesionalizada.

Todo error en el ámbito público tiene un efecto multiplicador que se propaga en su potencialidad dañosa. A diferencia de la mala praxis del abogado privado, que afecta primordialmente a su cliente o mandante, la Abogacía del Estado es de alto impacto.

De tal suerte, la capacitación jurídica y especializada, constante, es ineludible, un camino sin retorno. No aceptar esta exigencia en la aludida y creciente densificación de las competencias sería incurrir en negligencia, y en negación de las demandas de la realidad.

En tal sentido, el Procurador General de la Ciudad, el doctor Julio CONTE-GRAND sumó una nueva cohorte al Programa de Abogacía Estatal Local y Federal, que arrancó el pasado miércoles 3 de septiembre.

Esta –así como las sucesivas que se implementen- aseguran la continuidad de un proyecto formativo que debe consolidarse en el tiempo. En efecto, la segunda cohorte facilita a quienes por diversos motivos pierdan la regularidad o no puedan alcanzar el resultado esperado, la posibilidad de completar los estudios, en otra comisión.

Porque los programas que desarrolla la Procuración General son formativos e inclusivos; propenden a proporcionar todas las condiciones para que los cursantes concluyan la carrera de Estado iniciada.

El esquema pedagógico se complementa con la interconexión de los campus académicos virtuales, donde luce el material de estudio.

A través de ellos se accede a diversos programas de la misma materia, y a la consulta de fuentes adicionales de lectura.

La interconexión mencionada permite navegar además por todos los ejemplares del mensuario digital Carta de Noticias, así como por la sección Información Jurídica, donde obran los sumarios de los dictámenes de la Procuración General de la Ciudad, entre otras fuentes de interés.

La idea no es “perder” o “confundir” a quien se introduce en los campus, -más allá de su connotación laberíntica-, sino viabilizar la superación de etapas que conduzcan a la culminación de los estudios del Programa y a la adquisición de un conocimiento sistematizado, organizado, y profundizado. Este, a su turno, será el punto de partida casi borgiano(1), de otras bifurcaciones (¿otros programas, otros campus?), porque el saber, ¡siempre pide más!

También principió con mucha expectativa –y finalizó con mucha satisfacción-, el seminario “Recurso Extraordinario y Queja”, a cargo de la doctora Susana CAYUSO. En la sección respectiva, acompañamos el material audiovisual.

Los programas académicos de la Procuración General de la Ciudad recibieron asimismo la visita del profesor francés Jean-René GARCIA, quien disertó sobre “La responsabilidad del funcionario público”. Fue presentado por CONTE-GRAND en el Auditorio de la Universidad del Museo Social Argentino, ámbito en el que se dictan las Carreras de Estado del Órgano de Control.

Todas estas actividades generan un círculo virtuoso de difusión del conocimiento que aporta un plus inestimable a la abogacía estatal. Por otra parte, su fuerza dinámica torna efectivo el derecho de los abogados del Estado local a la capacitación.

Como Nota destacada de este ejemplar, el Convenio de Cooperación Académica celebrado entre el Centro de Formación Judicial y la Procuración General de la Ciudad.

Si la causa final del Estado es el Bien Común, no cabe albergar dudas de que todas las funciones del poder deben articularse en pos de ese cometido.

Ciertamente, la conocida tesis de la división de funciones del poder tiende al equilibrio, al sistema de frenos y contrapesos, pero no a la contradicción de fines, porque el Estado es uno.

En ese marco, el estudio y el análisis conjunto de los temas jurídicos que contextualizará el acuerdo rubricado, exhibe un valor agregado sin duda, impar, y conducirá a la optimización de recursos y al intercambio de perspectivas.

En suma, la apuesta a un Cuerpo de Abogados de excelencia, especializado, sometido a un proceso formal de capacitación continua, es un objetivo institucional obligado, cuya influencia positiva se proyecta sobre todo el sistema de justicia.

Las restricciones de medios, importantes en la situación actual de la economía financiera, pueden representar escollos; pero, en palabras de Max Weber, “…no se consigue lo posible, sino se intenta lo imposible, una y otra vez…” (2).

En clave de docentes, esta es la regla.

Por último, la columna del Procurador General de la Ciudad, el doctor Julio CONTE-GRAND, “Apuntes sobre los recursos de excepción”.

(1) Nos viene a la memoria “El jardín de los senderos que se bifurcan”, de Jorge Luis Borges, en Ficciones, Bs. As., Alianza editorial, 2008, pág.113.

(2) Parece imponerse el consejo: “El autor de una empresa (…) debe imaginar que ya la ha cumplido, debe fijarse un porvenir que sea irrevocable como el pasado.” (Jorge Luis Borges, ob.cit., nota anterior, pág. 105).