Junio 2014

Año 2 / Número 16

Descargar CN - Junio 2014

Con una impresionante convocatoria, culminó el II Congreso Internacional de Abogacía Estatal Local y Federal: “La autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, en acción, a 20 años de la reforma constitucional de 1994”, organizado por la Procuración General de la Ciudad.

El evento académico fue inaugurado por el señor Jefe de Gobierno de la Ciudad, el ingeniero Mauricio MACRI, y contó con la participación de la señora Vicejefe de Gobierno, licenciada María Eugenia VIDAL, el segundo día; y al cierre, con las palabras de clausura del señor Jefe de Gabinete de Ministros, licenciado Horacio RODRÍGUEZ LARRETA.

Este II Congreso, realizado en sintonía con el Programa de Especialización en Abogacía del Estado que dirige el titular de la Casa, el doctor Julio CONTE-GRAND, no es un resultado meteorológico, casual, sino que forma parte de su plan estratégico de fortalecimiento institucional del Organismo de la Constitución.

El proyecto toma en cuenta singularmente el rol de la abogacía estatal en la construcción de la política, en la construcción del país, de la Nación.

En efecto, si el rol del Estado es ser gerente del Bien Común, no cabe albergar dudas que una de las condiciones básicas para que este se concrete, es la vigencia irrestricta de la juridicidad.

Porque la eficacia al margen de la juridicidad no es sino una variante de la ineficiencia y una ocasión para el desborde del poder y para el voluntarismo autoritario.

La abogacía pública es la que permite encauzar las políticas públicas y las metas políticas en el Derecho.

Va de suyo que la abogacía estatal tiene una impronta propia por su condición de estatal: debe guiarse por el principio de unidad de acción, correlativo al de unidad del Estado. Es por ello que es tan importante que la autoridad defina los rumbos a seguir. Y en este sentido, es clave la capacitación: saber para hacer.

Por otra parte, el logro del Bien Común no se realiza con acciones espasmódicas o estancas, compartimentadas, sino a través de su articulación pensada con las distintas jurisdicciones del Estado.

En tal sentido, el simposio concitó la presencia tanto de expositores como de representantes de la abogacía estatal de la Ciudad, nacional y del interior de nuestro país.

También intervinieron como panelistas importantes figuras que titularizan los cargos más elevados de las funciones del Estado.

Entre ellos, tres ministros del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, jueces de primera y segunda instancia y legisladores, tanto del orden local como federal; el Fiscal General, el Defensor General, el Síndico General, el Secretario Legal y Técnico de la Ciudad.

A estos se sumaron titulares de cátedra de diversas universidades y académicos y especialistas.

La perspectiva comparada estuvo dada por la intervención de notables como José Luis Meilán Gil, Ernesto Jinesta Lobo, Jaime Rodríguez Arana Muñoz y William Zambrano.

El material audiovisual es muy abundante y ciertamente tomará un tiempo editarlo, pero a título de síntesis podemos afirmar que el nivel de expositores y de exposiciones fue de excelencia.

Con el objetivo de sumar, agregar e integrar a todos aquellos que quieran incorporarse a la construcción de una abogacía estatal profesional, de excelencia, de carácter servicial y solidario, para forjar un mejor país, el personal de la Dirección General de Información Jurídica y Extensión retoma, con tanto entusiasmo como el que acompañó al II Congreso -y con manifiesto espíritu futbolístico-, las actividades que realiza en la Procuración General de la Ciudad.