Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La evaluación de impacto y su aporte a la gestión pública

La Unidad de Evaluación de la Secretaría de Planificación, Evaluación y Coordinación de Gestión organizó un workshop para compartir experiencias de evaluación en el área de educación.

Lunes 2 de septiembre de 2019

Se realizó en Casa de Gobierno el workshop “La evaluación de impacto y su aporte a la gestión de la política pública: experiencias de evaluación en educación”. El evento fue organizado por la Unidad de Evaluación de la Dirección General de Calidad, de la Secretaría de Planificación, Evaluación y Coordinación de Gestión (SECPECG).

Se trata de un espacio de encuentro organizado anualmente, que tiene por objetivo invitar a la reflexión a partir de experiencias prácticas de evaluación tanto de programas y proyectos como de la política pública en general, a nivel Ciudad, provincial, nacional o regional. La edición de este año fue dedicada a políticas públicas en materia de Educación.

La apertura del encuentro estuvo a cargo de Patricio Avellaneda, secretario de Planificación, Evaluación y Coordinación de Gestión, y de Pilar Vallejos, directora general de Calidad de la SECPECG, Dirección que incluye a la Unidad de Evaluación. A continuación, Daniel Ortega, director de Evaluación de Impacto del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), realizó una introducción sobre experiencias y aprendizajes a la hora de gestionar políticas públicas.

La jornada continuó con diversas presentaciones de casos. En primer lugar, Agustina Hatrick, de CAF, abordó los efectos indirectos de las admisiones a escuelas selectivas en Perú. Presentó la evaluación de los procesos de postulación y matriculación en los Colegios de Alto Rendimiento, según determinadas características de los estudiantes (desempeño académico, género, educación de los padres, etc.).

En segundo lugar, Mariana San Martín, directora Provincial de Evaluación y Gobierno Abierto de la Provincia de Buenos Aires, compartió la experiencia de evaluación en su área. Su exposición incluyó el Programa “Nuevo Formato de Escuela Secundaria” impulsado en la Provincia, pensado para mejorar los índices de abandono escolar, favorecer las trayectorias escolares y promover la innovación pedagógica; y el caso de la Red de Escuelas, un sistema que procuró consolidar comunidades profesionales de aprendizaje en la Provincia para mejorar la experiencia tanto de los estudiantes como de los educadores.

A continuación, Tamara Vinacur, María Ferraro y Natalia Apel, de la Unidad de Evaluación Integral de la Calidad y Equidad Educativa, del Ministerio de Educación e Innovación del GCBA, dialogaron sobre el diseño y la evaluación en tándem de las políticas públicas. Destacaron que la evaluación de programas y proyectos es una herramienta de gestión fundamental, que sirve de insumo para la toma de decisiones, y que contribuye al desarrollo efectivo de las políticas públicas. Como ejemplo, mencionaron los casos del Plan Sarmiento Buenos Aires, del Programa de Promotores en Educación, y del proyecto Comunidades de Aprendizajes.

Luego fue el turno de Pablo Mlynkiewicz, quien desde su experiencia en la Dirección General de Ciencias de la Información en el Ministerio de Educación e Innovación hizo foco en el futuro, ofreciendo su mirada acerca de la utilización de Big Data para el análisis de establecimientos educativos. En este sentido, compartió un proyecto destinado a proveer las herramientas para la toma de decisiones en base a evidencia que permita identificar zonas críticas con demanda educativa insatisfecha. Este complejo trabajo incluyó la visualización comparativa de las distintas zonas de la Ciudad, analizando, para cada una de ellas, cuál es la demanda educativa, las distancias que recorren los alumnos, los establecimientos educativos existentes y sus niveles de demanda.

La última presentación estuvo a cargo de Marco Di Natale y Lucas Tapia, de la Unidad de Evaluación de la SECPECG, quienes compartieron el caso de la evaluación de impacto y resultados del Programa “Codo a Codo”. Esta iniciativa de educación formal consistió en la capacitación a graduados y graduadas de secundaria en distintos lenguajes de programación y nuevas tecnologías, con el objetivo de mejorar sus posibilidades de empleabilidad.

Di Natale y Tapia explicaron que la evaluación de impacto permitió identificar el efecto concreto del programa sobre la población beneficiaria, para así conocer si los egresados del programa efectivamente ingresaron al mercado laboral. Los análisis estadísticos posibilitaron cuantificar la magnitud del impacto, lo que permitió identificar oportunidades de mejora para futuras ediciones del programa.

El cierre del encuentro fue realizado por Laura Contreras, gerente operativa de la Unidad de Evaluación, área que se incorporó a la recientemente creada Dirección General de Calidad. Esta creación, señaló Contreras, responde a la necesidad de complementar las etapas de planificación y seguimiento de las políticas públicas con instancias de evaluación, con el objetivo de generar mejoras integrales.

“El desafío es acompañar a todas las áreas de gobierno en la evaluación y medición de la calidad de programas y proyectos” (Laura Contreras)

Se trata de aportar herramientas metodológicas que faciliten la toma de decisiones en cada proyecto y programa de gobierno. De este modo, la evaluación traerá mejoras en la gestión de las políticas públicas y, en consecuencia, en la vida de los vecinos y las vecinas de la Ciudad.

Sobre medios en la Ciudad