Mapeo del Subsuelo

El Mapeo del Subsuelo se realiza mediante el uso de tecnología de georradar, una herramienta que permite la caracterización del subsuelo y de estructuras enterradas sin necesidad de destruir la superficie.

El sistema funciona mediante el uso de georradares con antenas que emiten y reciben impulsos electromagnéticos con diversas frecuencias.Los pulsos emitidos por el georradar sobre la superficie, en dirección al suelo, atraviesan el medio y, al encontrar una anomalía, rebotan hacia la superficie a modo de ecos. Estos son detectados por el georradar, permitiendo así obtener una imagen que luego es interpretada en gabinete por especialistas.

Para llevar a cabo la tarea de Mapeo del Subsuelo, se adquirió el equipamiento necesario y se conformaron los equipos técnicos requeridos, capacitando a su personal en la aplicación.

La profundidad estimada para obtener resultados confiables es de aproximadamente 30 metros, siempre dependiendo de factores tales como el tipo de suelo, su textura y humedad. Los trabajos de exploración arrojan perfiles o cortes verticales del subsuelo, lo cual posibilita:

  • obtener estratigrafía del terreno;
  • detectar la existencia de elementos soterrados, materiales metálicos, basamentos de cemento, tuberías, cables, etc.;
  • descubrir pérdidas de líquidos de ductos y otras anomalías;
  • detectar huecos y remociones recientes en el terreno.

Metodología de trabajo

El relevamiento con georradar comprende una secuencia organizada en tres etapas de trabajo: la realizada por el equipo de relevamiento, el posicionamiento topográfico y la interpretación de resultados en gabinete.

Relevamiento

El trabajo realizado por el equipo de Relevamiento consiste en la diagramación y el levantamiento de la información del subsuelo con el equipo de georradar y el detector electromagnético sobre el área a relevar.

En primer lugar se lleva a cabo el reconocimiento del terreno, para luego, según las características del mismo, determinar el georradar a utilizar y el tipo de antena y/o detector electromagnético que resulta más conveniente para el objeto de trabajo y la profundidad que se necesita estudiar. Además, se determinan los tipos de franjas de barridos de relevamiento, en sentido longitudinal y/o transversal, con el objetivo de lograr la mejor cobertura posible del área a relevar.

Posicionamiento

El trabajo realizado por el equipo de Posicionamiento consiste en el levantamiento topográfico de las grillas de relevamiento mediante la utilización de una estación total y un GPS (Global Positioning System, o Sistema de Posicionamiento Global). El objetivo es levantar puntos en campo para posicionar la información relevada con el georradar, con el fin de generar planos referentes a las anomalías o interferencias detectadas en el terreno con dimensiones reales.

La utilización de GPS en el relevamiento con el georradar, en un ámbito urbano como la Ciudad de Buenos Aires, se encuentra sujeta a la visibilidad del espacio aéreo, porque las interferencias que suponen la edificación en altura y el arbolado urbano dificultan el acceso a la constelación de satélites y la disponibilidad de la señal de radio.

La metodología de las tareas de posicionamiento topográfico está dada en principio por el reconocimiento de las particularidades del terreno, necesario para identificar los posibles puntos a levantar y las zonas óptimas para fijar base con la estación total, así como la localización de los puntos fijos posteriormente materializados.

Interpretación

La información recopilada en campo a través del georradar puede ser visualizada e interpretada mediante la utilización de diversos programas: * Software MIRA SOFT Slicer: para la interpretación de imágenes obtenidas con el georradar Mira, antena de 400 MHZ; * Software Mala Geoscience Object Mapper: para la interpretación de imágenes obtenidas con el georradar X3M, antenas de 100, 250 o 500 MHZ.

Una vez más, en función del tipo de georradar se elegirá el software que permita una vista del subsuelo tanto bidimensional (X3M) o tridimensional (Mira), tendientes a la detección de anomalías subterráneas.

Las aplicaciones y procedimientos desarrollados por el área de Interpretación de la información, posibilitan el procesamiento de los barridos, la incorporación de las coordenadas provenientes del levantamiento topográfico y el posterior análisis de la información para detectar las estimaciones con distinto grado de probabilidad de hallazgo: alta, media o baja probabilidad. La probabilidad se define en función del contraste dieléctrico entre el suelo y los elementos enterrados, por medio de la generación de vectores georreferenciados en un sistema de proyección conocido.

Radar MIRA y camioneta para el acarreo.

GEORRADAR MIRA MALA GeoScience: arreglo de 17 antenas de 400 MHZ, factible de ser usado tanto por un vehículo diseñado especialmente para la tarea, o manualmente, que posibilita generar imágenes de tipo 3D. Con computadora portátil de Campo Panasonic CF-30

Estación Total Kolida

GEORRADAR RAMAC X3M: antenas de frecuencias de 100 MHz, 250 MHz y 500 MHz, el cual es operado manualmente.

Relevamiento en campo con X3M

Sistema Informático de Obras de Infraestructura y Arquitectura Urbana (SIDIAU)

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, cumpliendo con la Ley 2680, ha creado el Sistema Informático de Obras de Infraestructura y Arquitectura Urbana – SIDIAU. El objetivo de este sistema es construir una base de datos pública que almacene y centralice toda información técnica referida a las instalaciones existentes de las empresas de servicios, así como las obras, ejecutadas o en ejecución, que afecten directa o indirectamente al espacio público de la Ciudad de Buenos Aires.

En el Artículo 1º de la Ley se menciona que “el SIDIAU tendrá por finalidad facilitar la gestión del Gobierno de la Ciudad en materia de planificación, coordinación y contralor en el uso del espacio público, minimizando los costos sociales y el impacto negativo que puedan generar las obras, de manera de reducir el impacto en el ambiente y en el tránsito vehicular y peatonal, y garantizando, al mismo tiempo, el derecho de los ciudadanos al seguimiento y control de los actos públicos".

De acuerdo con este objetivo, el Gobierno de la Ciudad solicitó a las empresas proveedoras de los servicios públicos la información de infraestructura, con la cual se generó una base de datos geográfica. Esta base contiene datos georreferenciados de tendido de infraestructura de Edenor, Aysa, Metrogas, Telecom, Telefónica, Telmex y Global Crossing, entre otras.

El procesamiento de la información se lleva a cabo mediante la utilización de Sistemas de Información Geográfica (SIG), la georreferenciación de los tendidos se realiza conforme a las coordenadas y los parámetros geográficos implementados en la Ciudad de Buenos Aires.

Esta información constituye un insumo para el estudio del subsuelo, ya que permite complementar los resultados obtenidos con el georradar y lograr así una mayor precisión en la detección de las anomalías subterráneas de la Ciudad de Buenos Aires.

Anomalías detectadas

Más información de interés:

IEEE Geoscience and Remote Sensing Society (GRSS)

Society of Exploration Geophysicists (SEG)

European GPR Association

MALA GPR