Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Walter Sosa Escudero: “En países como el nuestro, medir es importantísimo”

El especialista en Econometría nos cuenta cómo nuestra vida cotidiana está atravesada por las estadísticas.

Martes 29 de noviembre de 2016

Walter Sosa Escudero es Licenciado en Economía (UBA), especialista en Econometría y docente e investigador principal del CONICET. Tiene una fuerte veta divulgadora que lo lleva a dar conferencias ante distintas audiencias, desde estudiantes secundarios hasta público en general, y también a tener presencia en los medios de comunicación masiva. En 2014 publicó el libro “Qué es (y qué no es) la Estadística: Usos y abusos de una disciplina clave en la vida de los países y las personas”.

BA Ciencia: ¿Cómo definirías de forma sencilla qué es la Econometría?
SE: Si vamos a la etimología de la palabra, tiene que ver con medir la Economía, al igual que Geometría tiene que ver con medir la Tierra. La Econometría se vale de herramientas estadísticas y computacionales para analizar, interpretar y hacer predicciones sobre sistemas económicos. Pero, en realidad, es más que eso porque se trata de identificar el “costado medible” de una disciplina cuyo corazón está en las Ciencias Sociales.

BA Ciencia: En Argentina, ¿cuáles son los aspectos prioritarios de la economía que requieren de una medición más urgente?
SE: Abrís el diario y te encontrás con los números del INDEC, con las estadísticas de la pobreza, la inseguridad, las tarifas…todo lo que nos llega está atravesado por datos. Por ejemplo, en el tema de la pobreza, el primer problema a sortear es definir qué es ser pobre, y eso no es una discusión técnica sino conceptual que se alimenta de la Filosofía, la Nutrición, la Antropología, la Sociología. El debate es mucho más complejo porque la pobreza tiene muchas dimensiones, no se mide solamente para saber cuántas personas pobres hay. Lo fundamental es saber cómo está evolucionando la pobreza y si lo que estamos haciendo está bien. Se trata de diagnosticar y monitorear. En países como el nuestro medir cosas es importantísimo.

BA Ciencia: ¿Cómo es trabajar en Econometría?
SE: En todos mis años de experiencia dudo que haya un sector con el que no haya trabajado: psicólogos, antropólogos, sociólogos, agrónomos, físicos, ingenieros. Siempre en temas distintos. Por ejemplo junto con psicólogos analizamos la manera en que la gente toma decisiones. Una vez que te metés en una disciplina fronteriza, te toca trabajar con todos los que están en la frontera, no del conocimiento sino de las disciplinas. Más allá de las diferencias conceptuales, metodológicas y de lenguaje, siempre aparecen intereses en común, y eso me fascina.

BA Ciencia: Sos un divulgador activo, escribiste un libro, artículos periodísticos, das charlas ¿por qué te parece importante darle difusión a estos temas?
SE: La madre de la divulgación es la docencia. Hay que tener la habilidad de no perder la perspectiva desde la que te escucha la gente. Por ejemplo, cuando hablás frente a pibes de 17 años es importante tener la capacidad de “desandar el camino” y meterte en la cabeza de un chico de esa edad. Tienen los instintos al rojo vivo: lo que vos les decís les llama la atención, pero de repente deja de interesarles. Por eso para mí el truco de la divulgación científica es “bajar” el lenguaje, romper esa barrera de la jerga científica, sin banalizar el conocimiento. También es entender la diferencia entre seriedad y solemnidad. Lamentablemente la ciencia y la educación en general son muy solemnes, y a los más jóvenes esa solemnidad les resulta como un ladrillo que les cae sobre la cabeza.

BA Ciencia: ¿Por qué elegiste esta rama de la Economía?
SE: Desde que era chico me interesaban las Ciencias Sociales. Hice todo el secundario durante la dictadura y claramente las cuestiones sociales eran muy importantes. Por otro lado, me gustaban mucho los números, me atraían los datos, las tendencias. Me metí en Economía porque tenía mucha matemática y mucho de social y los extremos, como Ingeniería y Sociología, no me lo ofrecían. Me di cuenta de lo que quería hacer sobre la marcha.

Sobre medios en la Ciudad