Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Una Ciudad más atenta: cómo es el nuevo edificio de atención para el 911

Para cuidarnos mejor, este mes inauguramos un moderno espacio en el barrio de Constitución, donde trabajarán 50 operadores y 40 centros de despacho de unidades.

Lunes 29 de mayo de 2017

¿Sabías dónde están y cómo trabajan las voces que te atienden cuando llamás al 911? Para una respuesta más rápida ante las emergencias de los vecinos, inauguramos un nuevo edificio de atención para la línea ubicado en la calle General Hornos del barrio de Constitución. En un espacio mucho más moderno y con mejor capacidad para atender llamados, trabajarán 50 operadores y 40 centros de despacho de unidades.

En 2016 nos propusimos destinar 1.000 policías a la calle y lo cumplimos. Quisimos mejorar el cuidado de todos los porteños y avanzamos con un Sistema Integral de Seguridad Pública, que involucra a todas las fuerzas de la Ciudad y también a los vecinos. Se trata de un plan exhaustivo que involucra a más de 36.000 efectivos, quienes reciben mejor equipamiento y entrenamiento, y apuesta por la tecnología para facilitar el trabajo y monitorear mejor.

Uno de los puntos clave del Sistema Integral de Seguridad Pública fue mudar el 911 a la calle Hornos, “una parte muy sensible” del plan, de acuerdo con el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, porque es “por donde entra la gran mayoría de los pedidos de ayuda de los vecinos”.

Además de centralizar todas las llamadas de emergencia policial, el nuevo edificio también cuenta con operadores de SAME y de EMERGENCIAS para asistir las llamadas que ingresan para ellos por el 911. Asimismo, duplicó la capacidad del anterior, que estaba ubicado en Azopardo y Chile. El “viejo 911” contaba con 27 puestos de atendedores, mientras que el que inauguramos recientemente cuenta con 50.

Estos 50 operadores reciben unas 12.500 llamadas en un día normal, de las cuales 4.500 se convierten en despacho de unidades, que se tramitan a través de uno de los 40 puestos dedicados a pedir el traslado de los efectivos. El tiempo promedio desde el llamado hasta que el operador responde es de cinco segundos, mientras que el tiempo de arribo de las unidades está entre los siete y los 11 minutos.

Los trabajadores del 911 conforman una pieza crucial en el cuidado de los vecinos. “Se trata de personas que están sometidas a un gran estrés, por lo cual también requieren un tiempo de descanso y esparcimiento, y las instalaciones tienen que ser capaces de darles ese lugar”, observó Martín Ocampo, ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

¿Querés ver el nuevo 911 por dentro? Te lo mostramos este video.

Sobre medios en la Ciudad