Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Un mensaje a los más necesitados

Monseñor Konrad Krajewsky, el limosnero del Papa Francisco, estuvo al frente de la homilía en la que se recordó a Modesta Valenti, una anciana sin hogar que murió cerca de la estación Termini di Roma a los 71 años. Llevó a los pobres y a los voluntarios el saludo cordial de Francisco. "Me dijo que los quiere abrazar fuerte a todos", señaló.

Lunes 3 de febrero de 2014

Cientos de personas -pobres sin hogar y voluntarios de la comunidad de San Egidio que los asisten- participaron en la Misa celebrada por monseñor Konrad Krajewsky, limosnero del Papa Francisco, en la Basílica romana de Santa María in Trastevere.

Desde hace 30 años se recuerda a Modesta Valenti, una anciana sin hogar que murió cerca de la estación Termini di Roma a los 71 años. Modesta se sintió mal una noche de enero de 1983; alguien llamó a la ambulancia, pero cuando llegó, los enfermeros no quisieron transportar a Modesta porque estaba sucia a causa de las condiciones en las que vivía. Modesta murió varias horas después sin recibir socorro.

Durante la Misa, se leyeron los nombres de las personas que en estos años han muerto en la calle. Los pobres sentados en los bancos de la iglesia se levantaron en silencio y se acercaron al altar para encender una vela en recuerdo de cada uno de los fallecidos.

Un claro mensaje

En su homilía, monseñor Krajewsky llevó a los pobres y los voluntarios el saludo del Papa Francisco: “Esta mañana, antes de salir del Vaticano para venir aquí me ha llamado el Santo Padre. Sabiendo que había esta celebración, me ha dicho: ‘Lamentablemente no puedo ir, pero quiero abrazar a todos con un abrazo fuerte fuerte. Llévales la paz, que viene de Cristo. Estoy muy cerca de ellos. Quiero ser portador de este abrazo del Papa Francisco’”.

Después de la liturgia, los pobres fueron invitados a un almuerzo, servidos como huéspedes de honor por sus amigos voluntarios de la comunidad de San Egidio.

Sobre medios en la Ciudad