Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Un jardín para no perderse

Viernes 6 de noviembre de 2015

Un proyecto integral de señalética realizado por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público para el Jardín Botánico, permite recorrer sus senderos y encontrar espacios y rincones con información ampliada.

Planos generales, dirección e indicación hacia lugares emblemáticos y edificios, colecciones especiales, invernáculos, normas de uso y comportamiento, hoy permiten un aprovechamiento integral del jardín.

Este proyecto no termina sólo en la simple lectura de los carteles: también agrega una nueva metodología de información, los códigos QR (Quick Response). Un código QR es esencialmente un método de transferencia de datos con la forma de barras bidimensionales, encerradas en un cuadrado, que permite almacenar gran cantidad de información alfanumérica. La posibilidad de leerlos con teléfonos y dispositivos móviles, les da un sinfín de aplicaciones. Si bien fueron creados para la industria automotriz en 1994, hoy su uso se ha extendido a numerosas áreas del conocimiento, turismo, educación, economía.

En los jardines botánicos y espacios verdes pueden ser utilizados para ampliar información sobre especies, familias, áreas temáticas, etc. Los códigos QR proporcionan un puente entre lo digital y el mundo físico mediante la entrega de contenido en los dispositivos electrónicos más utilizados. En nuestro caso, además cinco senderos autoguiados: Obras de arte, Flora nativa, Árboles de mi ciudad, Etnobotánica o de la Espiritualidad, Reyes del Jardín, permiten hacer recorridos especiales a partir de su código QR.

En el Jardín Botánico"Carlos Thays" todos los códigos QR están vinculados a nuestra página web, donde imágenes y texto complementan la información para una interpretación ambiental y patrimonial más rica, completa e integral.

Sobre medios en la Ciudad