Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Seguimos conociendo a los protagonistas del Festival del Jazz

Entrevistamos al saxofonista Rodrigo Domínguez, que participará en dos conciertos con diferentes formaciones en este encuentro de músicos del jazz.

Buenos Aires espera disfrutar de otro momento cultural, el Festival Internacional Buenos Aires Jazz, se llevará a cabo del 21 al 26 de noviembre.

Entrevistamos al saxofonista Rodrigo Domínguez que participará en dos conciertos con diferentes formaciones en este encuentro de músicos del jazz.

¿Cómo se produjo tu encuentro con el saxo y el jazz?

El encuentro con mi instrumento fue gracias a Wayne Shorter, el saxofonista que tocaba en Weather Report. Estuvo en Buenos Aires en 1986 tocando con esta banda, lo vi ahí y flashié. En ese entonces yo tenía 16 años y tocaba la guitarra. Me encantó pero tardé unos años en juntar la plata para comprarme un saxo así que recién a los 19 empecé a tocarlo. Y al jazz llegué por la misma época a través de un compañero de secundario que al día de hoy es un amigo. Él me hizo escuchar Mile Davis, un disco que se llama Decoy –Señuelo- y en ese disco escuché a John Scofield que hoy es uno de los mejores guitarristas.

¿Qué me podés decir del saxo como instrumento y de la relación que tenés con él?

El saxo es un instrumento que si pensamos en el arquetipo que hay construido sobre él mismo, no me gusta como instrumento. Me refiero a un arquetipo que mucha gente puede imaginar al pensar en él y que a mi me parece bastante pavote, grasa. A mí lo que me interesa del instrumento es esa posibilidad de expresar algo de manera directa. Y en este sentido, elegí al saxo escuchando a Shorter en aquel concierto. Ahí percibí que lo que salía del instrumento no era el instrumento sino la esencia de la persona. Lo que sonaba no era el saxo sino él mismo, atravesándolo. Esto de escuchar la personalidad musical en verdad es algo que puede lograr una persona que trabaje bien con cualquier instrumento.

¿Cómo funciona el Festival de Jazz en relación al encuentro de músicos argentinos y extranjeros?

Es de las mejores cosas que pasan en el festival: tocar con gente de afuera, cosa que sería difícil que sucediera de otro modo. Pienso que en una ciudad como Buenos Aires en la que hay mucha gente haciendo jazz y en la que están pasando mucha cosas, que haya un festival es algo prácticamente necesario. El festival es una gran oportunidad para hacer proyectos con músicos de afuera, y a la vez es una oportunidad para los músicos argentinos de tomar clínicas. En general, la voluntad de los músicos extranjeros de venir está; la dificultad está en el dinero de los pasajes. Pienso que para aprovechar aún más esta riqueza del festival sería bueno encontrar la manera de financiar pasajes por sponsoreo, programa de préstamos o lo que sea.

¿Crees que es posible hablar de un ¨jazz argentino"?

Esta es una idea de la que hace tiempo se está hablando. Yo toqué en un grupo fundacional de lo que hoy se entiende por jazz argentino que fue Quintento Urbano. Por ¨jazz argentino¨ se suele entender un jazz que también toma ritmos folcklóricos o el tango. Lo que yo creo es que hay una ¨dicción¨ a lo argentino, es difícil decir si es un jazz argentino… Lo que sí hay es jazz en Argentina, definitivamente. Diez años para atrás creció exponencialmente. Todavía falta, faltan lugares para tocar y para eso también se necesita apoyo, subsidios. Sr necesitan más lugares, más difusión.

¿ Qué conciertos vas a dar en este festival?

Por un lado me voy a presentar con un trío que formamos con Hernán Hetch, baterista radicado en México, y con el contrabajista Mark Helias de Estados Unidos. Con el trío grabamos un disco que ya presentamos en México y, gracias también a la ayuda de Adrián Laies, vamos a presentar en este festival. Además voy a tocar con el baterista norteamericano Jhon Hollenbeck. Este músico va a tocar con la Orquesta del Conservatorio Manuel de Falla y también con una formación que armó Ernesto Jodos de la que formo parte. Me parece importante destacar este aspecto educativo del festival en el que, por ejemplo, un músico internacional toca con los alumnos del Manuel de Falla.

Por último, ¿que pensás del público que asiste al festival de jazz?

Está buenísimo que el festival tenga conciertos gratuitos y otros baratos. La gente va y queda demostrado que hay un público para el jazz. Existe un estigma de que esta música es complicada, es una idea peseteada pero que no es cierta. La verdad es que la gente va y aunque no tenga un entrenamiento escucha al músico expresándose y le llega. No hace falta entender con la cabeza, la gente es sensible.

Los conciertos de los que participará Rodrigo Domínguez son:

  • 22 de noviembre 20:30 hs. HELIAS-DOMÍNGUEZ-HECHT PRESENTAN DROP DOGS. La Trastienda Club.

  • 25 de noviembre 21 hs. JOHN HOLLENBECK QUINTET / KIRK LIGHTSEY TRÍO. Sala: Teatro Regio

Para más info sobre las presentaciones de Rodrigo Dominguez y del Festival de Jazz, ingresar aquí

Entrevista y fotos: Estrella Herrera

Sobre medios en la Ciudad