Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Secuestran más de 10 mil lápices falsificados en el barrio de Once

La Policía Metropolitana secuestro un total aproximado de 1000 cajas de lápices entre otros productos.

Con fecha 27/2/13 se llevo a cabo un operativo conjunto de fiscalización y control entre la Agencia Gubernamental de Control, Investigaciones de la Policía Metropolitana y Agencia de Ingresos Públicos de la CABA, a partir de un oficio girado por la Fiscal de Cámara de la CABA, Dra. Verónica Guagnino y la intervención del Juzgado Federal del Dr. Torres, Secretaria del Dr. Diego Iglesias, en distintos locales comerciales emplazados en las calles Pasteur y Bartolomé Mitre que se dedican a la venta de productos escolares y juguetería denunciados por vender productos apócrifos, especialmente los clásicos “Ecolapices de color de 12 unidades” de la marca Faber – Castell.

Una vez en los locales los funcionarios identificaron distintos productos de la marca Faber - Castell (lápices) que eran exhibidos a la venta publica en góndolas y que no serian originales. Además de la recorrida en uno de los establecimientos, un inspector del Gobierno detecto una puerta que se encontraba tapada por cajas y productos que llevaba a un depósito, en el mismo se constato decenas de cajas con los lápices en cuestión.

La criticidad de estos productos es que son fabricados con altos niveles de plomo y cromo, y pueden ocasionar graves problemas de salud a los niños como ser: anemia, problemas renales, gastrointestinales, etc., si es que los mismos no se fabrican con materias primas de alta calidad, atoxicas y totalmente seguras para el uso infantil (cualidades solo obtenidas en los productos originales ya que la Empresa los somete a un severo control de toxicidad en los laboratorios).

Por ello es que se advierte que tener mucho cuidado al comprar productos falsificados del mercado como “ofertas especiales” ya que sin saber que puede ocasionar un peligro para los chicos, dado que la mayoría de los pequeños tiene el habito de masticar los lápices mientras realiza sus deberes.

Según se pudo saber, el precio de venta al publico de los lápices de colores de 12 unidades originales oscila entre los $20 a $24, mientras que los falsificados se pueden conseguir desde $6 a $10.

Finalmente y a pedido del Juzgado Federal del Dr. Torres, Secretaria del Dr. Diego Iglesias (intervinientes en la causa ya que se trata de un Delito Federal) es que se apersonaron en los locales fiscalizados, un Apoderado y un Director Comercial que oficio de perito de la Marca Faber – Castell, quienes constataron que los productos eran falsificados, según los especialistas las características mas claras de la falsificación se daba por el “diseño de las cajas” y la “inscripción de los lápices”.

Sobre medios en la Ciudad