Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Se aprobó una amplia moratoria fiscal para todos los impuestos de la Ciudad de Buenos Aires

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la ley para la implementación de nuevos planes de regularización de deudas tributarias.

Jueves 5 de septiembre de 2019

La iniciativa tiene el objeto de otorgar planes de facilidades para todos los contribuyentes y alcanza a todos los tributos locales.

Se incluyen aquellas deudas vencidas al 31 de julio del 2019 y el plazo para inscribirse finalizará el 31 de diciembre próximo. Además, se contempla el levantamiento de embargos a aquellos contribuyentes que se acojan al plan.

"Estas medidas sólo buscan dar un alivio fiscal. Todos los que estamos aquí, a pesar de tener diferentes ideologías, debemos ser conscientes de nuestro rol en la sociedad como hombres y mujeres de Estado, actuando con la prudencia y responsabilidad política que se nos demanda", señaló la presidenta de la Comisión de Presupuesto, Paula Villalba durante su exposición en el recinto.

"No son días para especular con la tranquilidad de los ciudadanos. Por el contrario, debemos cooperar en pos de garantizar la estabilidad", concluyó Villalba .

La iniciativa sancionada, señala que los pequeños y medianos contribuyentes podrán acceder a un plan especial, que se podrá hacer hasta en 120 cuotas y cuenta con la posibilidad de abonar la primera cuota a los 90 días desde su adhesión.

Los grandes contribuyentes podrán realizar un plan de pagos hasta en 60 cuotas o pagar el 10% del total de la deuda como anticipo y el saldo en 90 cuotas.

Todos los planes cuentan con la condonación de intereses y sanciones; y el interés de financiación será con un esquema ascendente en el plazo, siempre por debajo de la tasa de interés del mercado.

Por otro lado, continuando con una serie de medidas de alivio fiscal para las PyMEs, la AGIP decidió prorrogar la eliminación temporal de las retenciones bancarias conocidas como SIRCREB (Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias).

De esta manera, hasta el 31 de diciembre próximo se excluirá de estas retenciones a los contribuyentes que hayan facturado hasta $ 15 millones durante el 2018.

Esta medida viene beneficiando a más de 220.000 PyMEs y a los pequeños contribuyentes, colaborando con la recuperación y el desarrollo del sector.

Sobre medios en la Ciudad