Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

¿Por qué leer las etiquetas de los alimentos?

Martes 29 de noviembre de 2016

Es el momento de las compras y al caminar por los pasillos del supermercado nos encontramos con góndolas repletas de un mismo producto pero con una gran variedad y una oferta muy amplia. Habiendo tanto para elegir, la pregunta que surge es ¿Cuál es nuestro criterio a la hora de comprar un alimento?

Los productos alimenticios envasados contienen etiquetas que sirven para brindar información muy útil, y de esta manera darnos herramientas a los consumidores para hacer nuestra mejor elección. Es importante que esta decisión esté basada en la calidad de lo que comemos para poder mejorar nuestra alimentación, orientándola hacia opciones más saludables.

Leer las etiquetas nos permite conocer la fecha de elaboración y vencimiento del producto, y podemos identificar los ingredientes y aditivos que contiene. Hay que tener en cuenta que la lista de ingredientes está ordenada de mayor a menor según la cantidad presente en el alimento, es decir que los primeros ingredientes en la lista son los más abundantes. Esto no es un dato menor, podemos sorprendernos por ejemplo, al ver productos como el cacao en polvo donde su primer ingrediente es el azúcar.

Al final de la lista tienen que estar los aditivos, estas son sustancias naturales o artificiales que la industria agrega a los alimentos sin el propósito de nutrir, sino con el objeto de modificar sus características. En este grupo están los conservantes, saborizantes, colorantes, etc.

La información nutricional indica las calorías del producto y su contenido de nutrientes. Y todo esto debe estar expresado por porción, incluyendo la medida casera correspondiente. Hay que tener presente que el tamaño de la porción es un valor general y no necesariamente se ajusta a los requerimientos individuales de cada persona. ¡Respetar el tamaño de la porción es fundamental en una alimentación saludable!

Cuando compramos un alimento “Light” no siempre estamos comprando algo con bajas calorías. La palabra light significa bajo, leve, liviano, reducido. Para que un alimento sea considerado “Light” el mismo debe presentar una reducción del 25% en algún nutriente (azúcar, grasa, sal, etc...) con respecto al producto original.

Al leer los ingredientes y la información nutricional podemos comparar entre productos, y de esta manera elegir alimentos que tengan menos cantidad de colesterol, grasas saturadas y trans, sodio, azucares, y aquellos que tengan más fibra, grasas poli y monoinsaturadas, vitaminas y minerales.

Por lo tanto, saber qué contienen los alimentos envasados es un derecho que tenemos todos los consumidores, pero es nuestra responsabilidad hacernos el hábito de leer las etiquetas.

Sobre medios en la Ciudad