Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Ola de calor: charlas para aprender a evitar sus efectos

La Ciudad ofrece capacitación y consejos para evitar que estos fenómenos climáticos afecten a la salud de la población.

Jueves 19 de enero de 2017

A través de diversas charlas, la Agencia de Protección Ambiental (APrA) está concientizando a los vecinos y al personal del Gobierno porteño sobre las olas de calor, su relación con el cambio climático y las acciones que hay que llevar a cabo para mitigar sus efectos. Estas acciones se enmarcan dentro de una Campaña de prevención frente a olas de calor.

El objetivo de esta iniciativa es alertar a las poblaciones vulnerables, en especial a las personas mayores, sobre los riesgos que tiene este fenómeno climático en la salud.

Esta serie de encuentros se inició a principios de enero y se extenderá durante todo el verano. Se llevan a cabo en las Estaciones Saludables que se encuentran instaladas en las plazas (en el marco del programa Despertar Saludable) y en centros de jubilados, centros de día, residencias, asociaciones civiles y sedes comunales.

¿Qué son las olas de calor?

Las olas de calor son fenómenos climáticos que se caracterizan por presentar temperaturas extremadamente cálidas durante al menos 3 días consecutivos. Para que esto ocurra, la temperatura mínima debe superar los 22°C y la máxima los 32,3°C.

Cuando la temperatura es muy alta se corre el riesgo de sufrir deshidratación, cansancio o agotamiento, dolores de cabeza, fiebre alta (40°C o más), mareos, náuseas, presión baja, desmayos, pulso y respiración débiles.

¿Qué se debe hacer ante una ola de calor?

Ante estos síntomas es necesario beber abundante agua fresca, buscar un lugar fresco y sombreado y llamar al médico.

Para evitar estos efectos hay que tomar mucha agua (aún sin sentir sed), evitar la exposición al sol entre las 11 y las 17, usar gorros y sombrillas, ropa holgada y de colores claros y reducir la actividad física.

También es necesario permanecer en lugares frescos y ventilados, evitar las comidas abundantes y pesadas, evitar las bebidas calientes, azucaradas y con alcohol, cuidar especialmente a los niños y los mayores.

Sistemas de alerta

Existe un sistema de alertas que se emiten según la intensidad del fenómeno y los grupos de riesgo a los que podría afectar:

VERDE: Mínimo estado de vigilancia durante el verano. Sin peligro sobre la salud de la población.

AMARILLO: Se declara cuando la Ciudad está en presencia de una ola de calor, y estas son especialmente peligrosas para: bebés y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellas con enfermedades crónicas -hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes-. Se alcanza cuando se superan los umbrales de las temperaturas máximas y mínimas en una ciudad.

NARANJA: Se declara cuando la ola de calor continúa en el tiempo y aumenta así el exceso de calor.

ROJO: Debido a la persistencia de días cálidos y las excesivas temperaturas, se ven afectados todas las personas, y no sólo a los grupos de riesgo. Para la cual se recomienda no realizar actividad física.

Cronograma de charlas

  • 26/01/2017 Centro de día N°24, Mataderos, Yrupé 6701, 11:30

  • 27/01/2017 Centro de día N° 29, Parque Patricios, Caseros 3159, 13:30

  • 30/01/2017 Centro de día N° 20, Saavedra, Tronador 4460, 13:30
  • 06/02/2017 Centro de día N°19, San Telmo, Garay 765, 11
  • 07/02/2017 Centro de día N°3, Flores, Bonorino Esteban 897, 10:30

Sobre medios en la Ciudad