Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Nuevo sistema hídrico en el barrio de Belgrano

Se presentó la obra que mejorará el escurrimiento de las aguas en las zonas inundables de la cuenca del arroyo Vega.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, presentó un nuevo sistema hídrico para mejorar el escurrimiento de las aguas en las zonas inundables de la cuenca del arroyo Vega que afecta principalmente a los vecinos del barrio de Belgrano.

“La nuevas compuertas permitirán duplicar la salida del agua, pero la solución definitiva vendrá cuando tengamos la obra de características similares a la del arroyo Maldonado”, señaló Macri al presentar el nuevo sistema en la zona de desembocadura del arroyo Vega.

Recordó que la Comuna tramita un crédito ante el Banco Mundial – que tiene tasas cero - y que para eso obligatoriamente se necesita de la autorización del Gobierno Nacional.

“La cancelación del préstamo estará totalmente a cargo de la Ciudad”, aclaró Macri en declaraciones a medios de prensa.

Dijo que seguramente el Gobierno Nacional “ha comprendido la gravedad de la situación y ha escuchado a los vecinos” que se vieron afectados por las consecuencias que produjeron dos importantes lluvias en las últimas semanas.

Afirmó que cuando esté otorgado el crédito “podremos anunciarles a los vecinos una fecha de iniciación y de finalización de los trabajos y entonces la realidad cambiará definitivamente”.

Macri concurrió acompañado por el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli.

A final de julio último los canales aliviadores del arroyo Maldonado, que se construyeron íntegramente durante la actual gestión, comenzaron a funcionar en pleno y evitaron que se registraran las inundaciones que los vecinos de Palermo y Villa Crespo venían sufriendo hace décadas.

Las 13 nuevas compuertas anunciadas hoy, de 4 por 2,8 metros cada una, serán accionadas por un sistema electro hidráulico automático que, en casos de emergencia, podrán operarse manualmente.

Reemplazarán a las actuales válvulas tipo “pico de pato” que sólo se abren por diferencia de presión hidrostática a cada lado de la presa, pero que no lo hacen cuando se registran fuertes sudestadas, lluvias u oleaje fuerte.

Las compuertas están siendo ubicadas dentro del bloque de hormigón, de unos 40 metros de extensión, que hace de dique en la desembocadura del Arroyo Vega, ubicado en la costanera norte, en la franja entre Ciudad Universitaria y el Parque de la Memoria.

La obra permitirá también ahorrar parte de la energía que utiliza actualmente el sistema de bombeo para drenar el agua acumulada en el interior del cuenco, formado entre la presa y la salida del arroyo, cuando la presión de caudal no alcanza para accionar las válvulas.

Mitigará el efecto de los desbordes del arroyo, en casos de sudestadas con fuertes precipitaciones que superen la capacidad de bombeo, ya que el agua podrá escapar al Río por mayor altura hidrostática.

El sistema será monitoreado desde una central ubicada en la misma zona de la desembocadura, que cuenta también con dos estaciones de bombeo y es mantenida por una dotación de siete operarios.

Sobre medios en la Ciudad