Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Nuevo espacio en Villa 20: “La cancha de todos”

Un punto de deporte y esparcimiento para todos los vecinos del barrio.

Viernes 12 de agosto de 2016

El fútbol y el vóley se fusionaron para dar lugar al piqui-vóley: un deporte de origen paraguayo y practicado por un gran número de vecinos en Villa 20. Por eso, la Subsecretaría de Hábitat e Inclusión construyó una cancha sobre la calle Chilavert y ahora los vecinos pueden practicar este deporte.

“Antes este terreno era un barrial, un chiquero. Nada más lindo que ahora haya un lugar de inclusión para jóvenes y chicos. Pasar por acá y ver una cancha bien hecha, pintada, con sus rejas y seguridad, es muy agradable. Así se sigue mejorando la calidad de vida de los habitantes de la villa”, dijo Cacho Ocampo, vecino del barrio.

En su inauguración los vecinos pintaron el mural lateral a la cancha, disfrutaron de un espectáculo circense, jugaron fútbol y terminaron con un torneo de piqui vóley. Las chicas de Manos de Mujer plantaron árboles autóctonos en la vereda lindera.

Todos festejamos el final de obra y pensamos cómo nombrar la cancha. Tras una votación coordinada por los mismos vecinos, se eligió “La Cancha de Todos”. Chicos y grandes van a poder jugar y participar de entrenamientos deportivos.

Piqui Vóley

El piqui vóley requiere de técnica y exigencia física. Equipos integrados por dos personas, en menos de tres toques y sin usar las manos ni los brazos, tienen que pasar la pelota del otro lado siempre defendiendo su saque. Alcanzados los doce puntos, finaliza el partido. Un buen dominio de rodillas, pies, cabeza y pecho, son la clave para derrotar al adversario.

“Es un juego que a muchos nos apasiona, nos gusta. Acá es muy conocido, todavía más en Paraguay. El deporte nos saca un rato de la calle y las malas cosas, nos hace transpirar, esforzarnos por algo y jugar entre nosotros. Jugando nos divertimos y desafiamos”, dijo Andrés, vecino y jugador aficionado de piqui-vóley.

En el barrio los partidos surgen de forma improvisada. Andrés explicó la importancia del juego en equipo particularmente en este deporte y que es una buena excusa para conocer gente dentro y fuera de su barrio. Aseguró que todos van a cuidarla y que sin lugar a dudas, la van a gastar de tanto usarla.

Sobre medios en la Ciudad