Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Nueva sala de cuidados paliativos en el Hospital Udaondo

El pasado 12 de noviembre se inauguró en el primer piso del pabellón C de oncología un espacio destinado a mejorar la calidad de vida de los enfermos terminales.

Miércoles 16 de diciembre de 2015

Cuando ya no existe la posibilidad de curar, muchos tienden a bajar los brazos y a resignarse para esperar su destino inevitable, sin embargo la posibilidad de reencontrarse con el plano espiritual y psicológico puede resultar una manera de aliviar el sufrimiento.

Es por eso que en el Hospital de Gastroenterología Dr. Carlos Bonorino Udaondo, se inauguró una sala que ofrece la posibilidad a los pacientes de acceder a un tratamiento de cuidados paliativos que llegan como una forma de mejorar la calidad de vida. A cargo de la doctora Marisa Pérez, este espacio multidisciplinario está compuesto por médicos, psicólogos, enfermeros y terapistas ocupacionales.

Abierto a toda la comunidad, cuenta con 5 camas de internación, sanitarios, cocina, galería cubierta, jardín y además posee una cámara Gesell, fundamental en el desarrollo del personal. Hace falta considerar que en las instalaciones se crea un trinomio entre investigación, docencia y asistencia.

La inauguración estuvo a cargo del director del Hospital, el doctor Eduardo Sosa y del jefe del área de docencia e investigación, el doctor Gustavo de Simone. Ambos agradecieron a los presentes y también destacaron el aporte de la Fundación Nuria, de la Comisión de Cultura del Hospital Bonorino Udaondo, de la Dirección de Capacitación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el Instituto Nacional de Cáncer, la Fundación Pallium Latinoamérica y la farmacia Santa Teresita, que donó obras de arte para decorar el lugar.

Al otorgarle nombre a los espacios, se eligió a dos pacientes que fueron asistidos por el servicio de cuidados paliativos: la sala de internación lleva el nombre de Mario D´Amato y la galería fue bautizada como Sandra Yapur. Para el aula formativa, fue elegido el nombre de Doctor Floreal Ferrara, uno de los hombres más destacados del sanitarismo argentino.

Sobre medios en la Ciudad