Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

No hay de qué preocuparse

Luego de que el procurador adjunto de Calabria, Nicola Gratteri, advirtiera que el Papa podría estar "en la mira de la mafia financiera", el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, trajo tranquilidad al afirmar: "No hay motivo concreto alguno de preocupación y no es el caso de alimentar alarmismos."

Viernes 15 de noviembre de 2013

El vocero del Vaticano, padre Federico Lombardi, afirmó que la Santa Sede no estaba preocupada por la seguridad del Papa, tras las afirmaciones del procurador adjunto de Calabria (sur italiano), Nicola Gratteri, de que Francisco podría estar en la mira de la mafia financiera.

"No hay motivo concreto alguno de preocupación y no es el caso de alimentar alarmismos. Estamos absolutamente tranquilos. Todo funciona normalmente”, dijo Lombardi.

Las declaraciones de Lombardi se dan después de que Gratteri lanzó una alerta al asegurar que los mafiosos "no dudarían" de atacar al pontífice argentino.

"Está poniendo nerviosa a la mafia financiera", aseguró Gratteri en una entrevista publicada por el diario Il Fatto Quotidiano.

Tras afirmar que "quienes se han nutrido hasta ahora del poder y la riqueza que derivan de la Iglesia están agitados", dijo que "no sé si la criminalidad organizada está en condiciones de hacer algo contra el Papa, pero ciertamente está reflexionando".

Sobre medios en la Ciudad